El jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuestionó la motivación de los paros docentes, y aseguró que se realizan por un “especulación política electoral”, y no para “ir a la defensa de los trabajadores o la mejora de la calidad educativa”.

En diálogo con Radio Mitre, Peña reiteró, como ya lo hicieron otros funcionarios, que las provincias realizaron “las ofertas posibles dentro de un contexto de enormes restricciones presupuestarias”. La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, ya había lanzado declaraciones similares, al indicar que su última oferta, de un aumento del 19,5, era la más alta que podía hacer debido a que su provincia “está fundida”.

“Los docentes le han hecho más paros a este Gobierno en 15 meses que en lo últimos 12 años”, dijo Peña y recordó que la mayoría de los referentes gremiales docentes son kirchneristas.

“El método del paro no es algo que ha sido muy constructivo”, dijo Peña y señaló que “esta política del paro no ha ido al corazón de la situación que es la calidad educativa”.

No sólo se refirió al nuevo paro convocado por los docentes, si no que también habló del paro de la CGT que aún no tiene fecha, al reclamarle a los dirigentes sindicales “discutir sobre la verdad, no tirar cifras al voleo, porque eso empobrece el debate”.