Restos humanos fueron encontrados en una casa del partido bonaerense de San Martín y pertenecen a Araceli Fulles, la joven de 22 años desaparecida desde el 2 de este mes en la localidad de Villa Ballester.

A raíz del hallazgo fueron detenidos cuatro personas sospechadas de haber estado junto a la chica la madrugada en que fue vista con vida por última vez, al tiempo que buscan como principal acusado a un quinto hombre que reside en la vivienda involucrada.

Además fueron apresados dos compañeros de trabajo del prófugo, acusados de haberle avisado que lo estaba buscando la Policía, lo que le permitió huir.

Según las fuentes, los restos fueron encontrados en una vivienda situada en Alfonsina Storni 4477, casi esquina 9 de Julio, en la localidad de Loma Hermosa, de San Martín, en el noroeste del conurbano, a 12 cuadras de donde familiares, amigos y vecinos realizaban desde las 18 una marcha para pedir por la aparición con vida de la chica.

En esta casa reside un hombre identificado como Diego Badaracco (29) que esta mañana declaró como testigo en la causa y dijo que estuvo con Araceli la madrugada en que ésta desapareció pero que él no sabe a dónde se dirigió ella cuando se separaron.

A su vez, los pesquisas ya habían allanado esta vivienda pero en esa oportunidad los perros rastreadores no detectaron nada sospechoso, por lo que creen que entonces no había restos humanos en el lugar y que éstos fueron llevados hasta allí luego de ese procedimiento, dijeron los informantes.

la fiscal dispuso que los hermanos Jonathan (29) y Emanuel (25) Ávalos, Marcos Ibarra (32) y Carlos Damián Alberto Cassalz (35) queden detenidos por el delito de “homicidio agravado”, y dos compañeros de trabajo de Badaracco por “encubrimiento agravado”.

Mientras que continuaba la búsqueda del principal sospechoso, que hacía los repartos del corralón en un camión en el que los peritos hallaron ADN de Araceli, ante lo cual, en su testimonial  admitió que él tuvo sexo con ella a bordo de ese vehículo.