Las Águilas Blancas derrotaron como local 4-2 a Montenegro y se aseguraron el liderato en el Grupo E por eliminatorias europeas. Volverán al máximo evento tras dos ediciones ausentes y se convirtieron en la 14° Selección en llegar a Rusia.

Con su máximo goleador como emblema, Polonia había caído en un grupo donde naturalmente era candidato y así lo sostuvo durante toda la eliminatoria, sellando el boleto al próximo mundial nuevamente festejando en su casa.

De entrada Polonia se puso al frente en 15 minutos con los goles de Krzysztof Mączyński y Kamil Grosicki, pero en la segunda mitad la visita lo igualó gracias a la chilena de Stefan Mugosa y el remate de Žarko Tomašević a falta de ocho minutos.

Los dirigidos por Adam Nawalka fueron a buscarlo en los minutos finales y luego de un error del defensor montenegrino el hombre del Bayern Múnich Robert Lewandowski no falló y puso el 3-2 (máximo goleador de eliminatorias con 15 tantos), para luego cerrar el resultado Filip Stojkovic en contra en el Estadio Nacional de Varsovia.

Polonia se adueñó del Grupo E con 25 puntos, cinco más que Dinamarca que por el momento se encuentra en repechaje, habiendo ganado ocho partidos y solo habiendo caído ante los daneses. Será su octava participación en Mundiales, volviendo tras su última actuación en Alemania 2006, siendo la 14° selección en llegar a Rusia 2018.