El tul protagonizó la colección del diseñador Nuno Baltazar, quien presentó sus propuestas para la temporada otoño-invierno en la última jornada de la Portugal Fashion Week.

Las líneas de reloj de arena y el juego de volúmenes entre lo justo y el “oversized” están presentes en la colección.

Los vestidos, románticos y de princesa, son la apuesta de una mujer despreocupada que los usa como si fueran pieza del día a día.

Las tonalidades protagonistas: dorado, cenizo, negro, beige y azul.