El presidente Mauricio Macri ratificó la decisión del Gobierno de “dar batalla contra las mafias” y sostuvo que la Argentina ya comenzó a crecer siguiendo “el camino de la verdad, la transparencia y las manos limpias”.

Al hablar en la ceremonia de inauguración oficial de la 131° edición de la Exposición Rural, Macri afirmó que “el carro ya salió del barro y gracias a todos los argentinos está tomando velocidad”.

“Cada vez hay más argentinos que son protagonistas y creen en lo que estamos haciendo”, señaló Macri y subrayó que a partir de esa convicción “vamos a seguir generando empleo y el año que viene vamos a crecer más que este”.

Macri destacó también que “comenzamos a bajar los impuestos”, pero indicó que el Poder Ejecutivo reconoce que “hay que seguir bajándolos”, por lo que “estamos preparando una reforma impositiva que involucre a todos los niveles de Gobierno”.

Macri habló desde el palco oficial en el predio ferial de La Rural luego de recibir la bienvenida de parte del titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Etchevehere, quien expuso en la apertura del evento.

El Presidente estuvo acompañado por la primera dama, Juliana Awada, en una ceremonia que también contó con la presencia de la vicepresidente Gabriela Michetti, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Además, estuvieron los ministros de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; de Agroindustria, Ricardo Buryaile; de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Transporte, Guillermo Dietrich, entre otras autoridades.

“Estamos dando los pasos en el camino correcto, que es el de la verdad, la transparencia, las manos limpias. Es el camino que hemos elegido”, dijo Macri.

El Jefe del Estado sostuvo que “aquellos que han gobernado durante tantos años ahora vienen con distintas propuestas de distintos partidos a decirnos que tienen soluciones”, pero “cuando gobernaron lo único que dejaron fueron problemas y ruinas”.

“No lo puedo creer”, exclamó el Presidente respecto de esas actitudes.

Subrayó luego que “los argentinos elegimos un camino distinto con un Estado al servicio de la gente, no al servicio de la política, que resuelva nuestros problemas y que enfrente a las mafias sin miedos”.

“Acá no hay intocables, por más que se lo crean. No hay privilegiados. Todos tenemos que ser iguales ante la ley. No hay dueños de la justicia, ni de los puertos, ni del trabajo, ni de los emprendedores y menos de nuestros jóvenes, como hace el narcotráfico, que se apodera y los destruye”, afirmó.

“Este Gobierno, como nunca antes, va a dar batalla a la mafia del puerto, de los juicios laborales, de la Aduana, del narcotrafico y no vamos a parar hasta echarlos de la Argentina”, aseveró.

El Presidente expresó también su felicitación a los productores rurales.

Dijo que vienen de atravesar “un año duro, contra viento y marea”, como consecuencia del cambio climático, que “nos ha puesto en jaque con 18 provincias en emergencia agropecuaria”.

Pero sostuvo que “a pesar de todo eso nos llenaron de buenas noticias”, como el récord de cosecha que alcanzó el total de 137 millones de toneladas.

Macri resaltó que lo más importante es que “estamos entendiendo que esa no es solo una buena noticia para el campo, porque cuando crece el campo, crece la Argentina”.

Sin embargo, advirtió que “no les puedo pedir a ustedes que produzcan con tecnología del siglo XXI sobre una infraestructura del siglo XIX”.

“Por eso hemos puesto en marcha más de 20 mil kilómetros de caminos y autopistas que se construyen a precios de entre el 20 y el 50 por ciento más barato, porque nunca más las obras volverán a ser sinónimo de corrupción, sino de optimismo, de alegría y de esperanza”, afirmó.

El Presidente destacó que “lo que hemos hecho es sacarle el pie de encima al campo y el campo respondió con más trabajo y más empleo”.

Señaló que “el mundo nos ha recibido con los brazos abiertos”, porque “le interesa acompañarnos en esta nueva etapa”, pero dijo que “nosotros sabemos que eso no alcanza”.

Sostuvo que “nuestra ambición es mucho mayor, queremos una Argentina grande, pujante, en la que el desarrollo llegue a cada rincón del país”.

Apuntó “el cambio llegó y la economía empezó a crecer, pero todavía no alcanzó a muchos argentinos”.

“Por eso hoy estoy acá. Parta decirles que necesito más, les tengo que pedir más inversión, mas tecnología y agregar valor. Que aceptemos, no solo el desafío de duplicar la producción de nuestras materias primas, sino de pasar de ser el granero del mundo al supermercado del mundo”, dijo Macri.

“Nuestros productos tienen que estar en las góndolas de todos los países del mundo, porque eso genera trabajo en todos los rincones de la Argentina”, remarcó.

“Queremos trabajar, esforzarnos, superarnos y hacerlo todos juntos, porque creemos en una sociedad más justa, sin pobreza, sin exclusión y con una clase media que pueda proyectarse”, agregó el Presidente.

En su mensaje, Macri hizo también un especial reconocimiento al líder de la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), Gerónimo Venegas, recientemente fallecido.

“Fue un batallador y un creyente de lo más importante que siempre tenemos que defender en nuestras vidas, que es la libertad. Mi afecto y respeto al gran ‘Momo’ Venegas”, señaló.