El presidente de Italia firmó con Mauricio Macri en Casa de Gobierno “acuerdos de cooperación e inversión” con el objetivo de “afianzar las relaciones entre ambas naciones”, en el marco de una visita de Estado al país para reforzar el vínculo bilateral y analizar la posibilidad de inversiones.

Sergio Mattarella llegó acompañado por una importante delegación de 40 empresarios, interesados en analizar oportunidades de inversión y negocios, y es recibido por el jefe de Estado en Casa Rosada.

“Queremos dejar de ser el granero del mundo para pasar a ser el supermercado del mundo”, dijo Macri, que consideró que es “increíble” que hayan pasado 16 años de la última visita de un presidente de ese país a la Argentina.

El mandatario consideró que la visita de Mattarella es una “demostración de confianza” del país europeo “en el proceso que ha comenzado” en el país. “Tomamos la visita como una demostración de afecto, de la historia, pero también de la confianza que tiene Italia en este proceso que ha comenzado en la Argentina, la ‘fiducia’ (confianza) por lo que estamos haciendo”, afirmó.

Entre los representantes de las compañías que acompañaron a Mattarella están los de las empresas más grandes de Italia, como Enel, Alitalia, Leonardo, Pirelli, Ghella, Fiat, Techint Italia, Ferrero, Trevi y Ferrovie dello Stato, que facturan un promedio global anual de 300 millones de euros.

Un vocero del gobierno dijo que se confía “plenamente” en que la visita de Mattarella será “el puntapié inicial para restablecer fuertes relaciones comerciales, políticas, de cooperación en ciencia y tecnología e innovación, entre ambas naciones”.

En la reunión a solas plantearon una agenda que contempla el avance en un acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur, que lleva más de una década de estancamiento, así como también la lucha contra el terrorismo, el debate por el cambio climático y las inversiones Italianas en nuestro país, entre otros temas.