La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados emitió dictamen de mayoría al proyecto, tras un acuerdo alcanzado entre el oficialismo, el massismo y el bloque Justicialista, y será debatido en el recinto en el marco de una sesión especial.

De esta manera, estas iniciativas se debatirán en una sesión especial que se celebrará a partir del miércoles y que se extenderá hasta el jueves, en cuyo transcurso se debatirá también el proyecto de asociación público-privado para atraer inversiones para realizar obras de infraestructura.

El interbloque Cambiemos además aceptó establecer un tope del 7,5 por ciento del monto de gastos global previsto, en lugar del 10 por ciento original, para que el Poder Ejecutivo pueda reasignar partidas de manera directa, poniendo de esta forma punto final a los “superpoderes” establecidos en la ley de Administración Financiera votados durante la administración kirchnerista.

El consenso alcanzado ente el oficialismo y estos bloques se pudo verificar en las firmas que obtuvo el dictamen de mayoría ya que fue respaldado por diputados de Cambiemos, el massismo, el Bloque Justicialista, Progresistas y el Frente Cívico de Santiago del Estero, estos últimos con disidencias parciales.

Por su parte, el Frente para la Victoria y la izquierda anunciaron que presentarán cada uno un dictamen de minoría.

Las reformas consensuadas entre Cambiemos, el massismo y el Bloque Justicialista, que ayer fueron adelantadas por Télam, contemplan un fuerte incremento en el monto de las partidas automáticas a las que podrán acceder las provincias, junto a refuerzos en partidas ministeriales y la ampliación del plan de obras públicas.