Con el fin de donar juguetes para el Día del Niño, Proyecto Chiches nació de la idea de dos amigas que se propusieron hacer más felices a los que menos tienen, corriéndose del lugar de donadoras para que sean los padres los encargados de dar los regalos.

Aunque todavía falta bastante para el Día del Niño, a medida que pasan los días aumentan las expectativas de los chicos que esperan recibir sus correspondientes regalos por la fecha especial. Como es habitual cada año, diferentes organizaciones comenzaron a recibir donaciones para aquellos que no cuentan con la suerte de otros.

Proyecto Chiches es el nombre con el que dos amigas bautizaron una iniciativa solidaria que este año va por su segunda edición. Inspiradas en hacer más felices a aquellos que más lo necesitan, ya comenzaron con sus respectivas tareas para el domingo 20 de agosto con la misma idea de la primera edición: Actuar como “intermediarias” entre los padres y los chicos.

“El espíritu de la colecta es que sean los padres los que les entreguen los regalos a los chicos”, explicó a Tango Diario María Laura Companys, a quién le surgió la idea junto Fernanda Supzeszyna (la otra integrante del proyecto), luego de visitar varios comedores del Conurbano bonaerense, aunque para otro fin en ese momento.

En enero del 2016 se propusieron que muchos chicos carenciados cuenten con una mochila con útiles para poder comenzar el año escolar, con el mismo espíritu de Proyecto Chiches, aunque con el nombre de Proyecto Mochi.

“A fin de corrernos del lugar de donadoras, la propuesta es que le entreguemos el juguete al responsable del comedor y él se la entregue a los papás para que ellos sean los encargados de dársela a los hijos”, expresó.

La novedad de este año es que además el Conurbano, las donaciones abarcarán también a chicos del interior del país. “Gracias a que nos donan los transportes los juguetes llegarán a Chaco, Misiones y Mendoza”, anunció. Además incluirán un artículo de higiene y un alimento no perecedero.

Los juguetes serán entregados a los responsables de hogares, comedores, escuelas y familias en situación de calle del interior del país y del conurbano.

El año pasado lograron regalar 3 mil juguetes, cifra que esperan superar. María Laura también invitó a todo aquel interesado en colaborar con la movida para que participe con la entrega de los juguetes a los fletes que los repartirán a lo largo del país, evento final que se realizará el 30 de julio en un club de Castelar.

Los puntos de entrega incluyen varios lugares, desde Capital Federal hasta la provincia de Buenos Aires y la fecha límite de entrega es el mismo 30 de julio.

Proyecto Chiches (1)