El presidente Mauricio Macri analizó en Viedma con los seis gobernadores de las provincias del sur y autoridades nacionales la puesta en marcha del Proyecto Patagonia orientado a que la región desarrolle las mejores estrategias para el aprovechamiento pleno de sus recursos y genere más puestos de trabajo.

“La Patagonia es una de las mejores marcas, una de las más reconocidas en la Argentina que tenemos que aprovechar”, remarcó el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, al explicar en una conferencia de prensa los objetivos de la iniciativa.

El encuentro, realizado en la residencia del Gobernador de Río Negro, fue el primero en más de dos décadas entre un Presidente y los mandatarios de las provincias patagónicas para avanzar en temas de interés regional.

Participaron los mandatarios provinciales Alberto Weretilneck (Río Negro), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Omar Gutiérrez (Neuquén), Mario Das Neves (Chubut), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Carlos Verna (La Pampa).

El Presidente estuvo acompañado, además de Frigerio, por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana y el viceministro de Interior Sebastián García De Luca.

También asistieron a la convocatoria del Gobierno, los intendentes de Viedma, José Luis Foulkes, y el de Carmen de Patagones, José Luis Zara.

El Proyecto Patagonia apunta a que la Nación y las provincias vayan delineando, en sucesivos objetivos, la meta de elaborar y ejecutar programas para la resolución de las problemáticas más urgentes, como mejorar sus infraestructuras, la conectividad, el crecimiento de las ciudades y la creación de empleo.

Las seis provincias incluidas en la iniciativa comparten geografías parecidas, identidad, oportunidades y desafíos similares.

Como región poseen enormes potencialidades para el desarrollo sostenible de las energías convencionales y eólica, ganadería, agricultura, pesca y turismo, entre otras actividades.

El Mar Argentino es una fuente gigantesca para generar recursos, inclusive por encima de la actividad agroindustrial, al igual de los aportes que pueden hacer las bellezas naturales de la geografía patagónica.

Por ser un proyecto abierto, el Gobierno alienta la participación de las universidades, las empresas, los municipios y la sociedad civil para conversar sobre los grandes desafíos de la Patagonia en el Siglo XXI.

La idea es que las reuniones se realicen en forma periódica y que los ministros nacionales trabajen en forma mancomunada con los provinciales.

A más largo plazo, el Gobierno trabaja en el desarrollo de un plan de riego para incrementar la superficie cultivable para la explotación rural.

Del mismo modo el Invap y el Instituto Balseiro podrían convertirse en los ejes de un polo de investigación, desarrollo e innovación lo cual generará empleos de alta calificación.

Frigerio destacó que los ministros del Gobierno Nacional “están convocando a sus pares para empezar a desarrollar el proyecto del Parlamento Patagónico”, que dará un nuevo marco para el debate sobre cómo aprovechar mejor los recursos regionales.

Weretilneck afirmó que “hemos coincidido en dónde está la Patagonia hoy y hacia dónde tiene que ir” y “que las futuras generaciones vivan mejor de lo que lo hacemos nosotros hoy”.

“En esto no ha habido diferencias y estamos muy satisfechos de lo que hemos logrado, esencialmente agradecer al Presidente, al Jefe de Gabinete, al ministro del Interior y a los gobernadores”, puntualizó.

El gobernador Gutiérrez remarcó que “la marca Patagonia está instalada” y destacó que los mandatarios del sur “hemos tomado la posta para elaborar un plan de desarrollo estructural, con objetivos de corto, mediano y largo plazos que generen más producción y más trabajo”.

Kirchner aseguró que pondrá “lo mejor” de su gestión para ayudar a construir el proyecto y señaló que el de hoy “es un buen inicio para poder trabajar con la responsabilidad que tenemos los que nos debemos hacer cargo de conducir la provincia, la región y el país”.

Verna agradeció al Gobierno “el apoyo al desarrollo” patagónico y elogió la convocatoria del presidente Macri para “pasar de los papeles a la acción”, luego de dos décadas en que no hubo un encuentro de ese tipo.

Das Neves dijo que “con esta iniciativa y el mecanismo de trabajo entre los ministros nacionales y provinciales y la próxima reunión de gobernadores para abril, podemos estar confiados y optimistas de que vamos a sacar cosas en limpio”.

“Nos preocupan los mismos temas, la gente nos transmite los mismos problemas en las distintas provincias patagónicas”, agregó.

Bertone calificó la reunión de “muy positiva”, agradeció al Jefe de Estado por la iniciativa y afirmó que “ha sido un día muy fructífero para todos los patagónicos porque buscamos que se generen nuevos puestos de trabajo”.

“Tenemos una obsesión: que la Patagonia tenga el rol preponderante que merece en la Argentina porque hay una marca, recursos humanos increíbles y jóvenes”, agregó.