Decepcíon de Kalinic y de fondo festejo de Ramos Y Bale en otro triunfo del Merengue en el Metropolitano

El Merengue lo superó 3-1 de visitante por la 23° fecha de la liga española. Casemiro abrió la cuenta, Griezmann igualó transitoriamente pero Ramos de penal y Bale aseguraron la victoria para los de Solari que lo dejan como nuevo escolta a 5 puntos de Barcelona que juega mañana.

La rápida salida de Julen Lopetegui tras un inicio de temporada paupérrimo para un elenco mega campeón como el Real Madrid, hacían suponer que la llegada de su sucesor iba a costar pero el equipo parece haber captado rápidamente la idea de su nuevo entrenador para volver a ser ese plantel competitivo y poder ganar el derbi en un estadio complejo peleando nuevamente con el Barcelona.

La escuadra del argentino Santiago Solari a través de la pelota detenida hizo sufrir a su rival aplicándole un duro golpe en el cuarto de hora. Luego de un centro desde el córner, Sergio Ramos quiso cabecear aunque la pelota se desvió hacia el costado y el brasilero Casemiro en una especie de chilena rompió el arco anotando el 1-0.

El local no la pasó bien en los minutos siguientes pero logró empatarlo con la astucia de sus delanteros. El ex San Lorenzo Ángel Correa cortó en mitad de cancha ganándole a Vinicius Júniors, asistió a Antoine Griezmann y el campeón del mundo definió por debajo de Thibaut Courtois el empate a los 25 minutos (11 goles en liga).

Sin embargo el Merengue no se inmutó ante la paridad y abrió el juego hacia las bandas en donde se encontró con un polémico penal tras la infracción del uruguayo José María Giménez sobre Vinicius. A Sergio Ramos poco le importó el debate y tres minutos antes del cierre colocó el 2-1 parcial (sexto tanto a este rival).

En la segunda mitad el elenco de Diego Simeone en el arranque ofreció variantes en ataque y arrinconó de momentos pero no estuvo certero y en una contra recibió el golpe letal. El croata Luka Modric inició la acción y tocó hacia Gareth Bale que no dudó cruzando la pelota y dejó estático a Jan Oblak para el 3-1 definitivo en el Metropolitano.

Real Madrid llega a 45 puntos en la liga y quedó como nuevo escolta del Barcelona (50) que juega mañana ante Athletic Bilbao, sin perder un derbi de visitante desde el 4-0 en 2015. En miércoles visitará al Ajax por la ida en los octavos de Champions League y por liga recibirá a Girona el domingo.

Atlético de Madrid cayó al tercer lugar con 44 unidades acumulando dos derrotas seguidas y la primera en su casa, obteniendo la derrota 147 en el clásico (solo 71 triunfos). Rayo Vallecano será su siguiente adversario el sábado de visitante.