El Madrid festeja en Kiev su 13° torneo de Europa y la tercer Champions seguida

El Merengue lo venció 3-1 en la final de la Champions League que se disputó en Kiev. Benzema marcó el primero tras el error del arquero, Sané empató transitoriamente pero Bale que había ingresado en el segundo metió un tanto de chilena y otro con complicidad de Karius para ganar el tercer trofeo seguido y ser el más ganador con 13°.

Real Madrid por si hacía falta demostrar que es el mejor equipo en la última década junto con el Barcelona, logró algo que parecía imposible en el nuevo formato de Champions League, primero consiguiendo el bicampeonato y luego subiendo la vara obteniendo por tercera vez el trofeo más importante en Europa, continuando con una hegemonía que parece no tener fin.

Desde el comienzo el elenco de Jürgen Klopp se adueñó del juego, controlando el balón, cortando rápidamente, aunque sin embargo el oponente casi no perdonó un error. Tras una salida en falso, la pelota la robaron y Cristiano Ronaldo encaró al área, sacó el fusil que salió apenas por arriba.

Los ingleses siguieron manejando el ritmo a su antojo, asfixiando al oponente hasta generar una oportunidad nítida. Al brasilero Roberto Firmino le quedó el balón, le dio de media vuelta pero su tiro fue bloqueado y en el rebote el lateral Trent Alexander-Arnold desenfundó el potente disparo ante la enorme respuesta del arquero Keylor Navas.

Las cosas se empezaron a complicar por partes de ambos ya que primero la figura egipcia Mohamed Salah debió dejar la cancha por un problema en el hombro luego de que Sergio Ramos se le cayó encima en la media hora de juego y 7 minutos más tarde Dani Carvajal corrió la misma suerte presuntamente por un desgarro.

El equipo del Zinedine Zidane cambió la sintonía y tras la salida del Salah dominó el tramo siguiente del encuentro, aún sin ser claro pero llegando al arco contrario. El reemplazante de Carvajal, Nacho, se proyectó por derecha y aprovechó el cambio de frente rematando de primera aunque se fue ancha en el cierre.

Al comienzo de la segunda mitad el Merengue apretó un poco el acelerador y de movida merodeó la apertura. Adam Lallana que reemplazó a Salah, le dejó la pelota servida a Isco que le dio por arriba pero el travesaño le negó el tanto.

Tras el aviso, los españoles volvieron a avisar y esta vez el contrincante contribuyó para romper el cero. El arquero Loris Karius quiso sacar rápido pero el francés Karim Benzema le obstruyó el pase y puso el 1-0 a los 6 minutos (primer gol en una final).

Sin embargo los Red Devils se metieron rápidamente en el encuentro y enseguida lograron la paridad. Tras el saque de esquina, en lo más alto Dejan Lovren le ganó a Ramos de cabeza y se la bajó a Sadio Sané que empató 5 minutos más tarde y su décimo grito en el torneo.

A pesar del empate el bicampeón del torneo volvió a instalarse en el arco contrario y nuevamente desequilibró con un verdadero golazo. El lateral Marcelo centró al medio donde se posicionó el recién ingresado Gareth Bale que desenvainó una chilena espectacular anotando el 2-1 parcial.

Con más necesidad que fútbol el campeón del torneo en 1981 (ante el Madrid) sin juego ni ideas atacó como pudo y dependió de alguna individualidad que llegó gracias al senegalés Mané con un tiro de lejos, aunque el palo salvó la valla del costarricense.

El encuentro siguió parejo en los minutos finales hasta que otro grosero error provocó el último grito de la noche en el Estadio Olímpico de Kiev en Ucrania. El galés Bale intentó a través del zurdazo lejano, el arquero alemán Karius que estaba bien posicionado puso flojas sus manos y el balón ingresó para el 3-1 final.

Real Madrid consiguió por primera vez en la historia de la Champions League tres torneos seguidos, sumando el 13° en su historia, muy por encima de Milán (7), Bayern Múnich, Barcelona y Liverpool con (5) habiendo perdido solo tres finales (la última en 1981 justamente ante Liverpool).

Obtuvo el vigésimo octavo título con 13 Copas de Europas, 2 de la UEFA, 4 Supercopas de Europa, 3 Copas Intercontinentales, 3 Mundiales de Clubes y 2 Copas Latinas, además de lograr Zidane su tercer torneo seguido y Ronaldo (se duda su continuidad) su quinta Champions.