El virus del sarampión es muy contagioso y se propaga por la tos y los estornudos, el contacto personal íntimo o el contacto directo con secreciones nasales o faríngeas infectadas.

Recomendaciones:

Es necesario corroborar los carnets de vacunación de los niños y niñas y confirmar, de acuerdo a cada edad, lo siguiente:

De 12 meses a 4 años: deben acreditar UNA DOSIS de vacuna triple viral (sarampión-rubéola-paperas).

Mayores de 5-6 años: deben acreditar DOS DOSIS de vacuna con doble o triple viral después del primer año de vida.

Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque son considerados inmunes.

Ante la presencia de fiebre mayor a 38ºC y erupción de la piel, consulte al médico.

Sobre el Sarampión

Es una enfermedad viral aguda, transmisible y muy contagiosa. Los principales síntomas son:

fiebre,

conjuntivitis,

tos,

erupción generalizada.

Se transmite de persona a persona.

El virus del sarampión es muy contagioso y se propaga por la tos y los estornudos, el contacto personal íntimo o el contacto directo con secreciones nasales o faríngeas infectadas.

No existe ningún tratamiento antiviral específico contra el virus del sarampión.

Es una enfermedad prevenible mediante vacunación.