Científicos de la universidad canadiense de Ontario Occidental registraron en un estudio publicado hoy la actividad del centro de nuestro sistema nervioso después del fallecimiento.

Para llegar a esa hipótesis, analizaron los electroencefalogramas de cuatro pacientes terminales 30 minutos antes y después de desconectarlos de las máquinas que los mantenían respirando.

Según manifestaron los autores en un artículo divulgado en la revista Canadian Journal of Neurological Sciences se registraron en los cerebros oscilaciones eléctricas inusuales, incluso después del deceso.

Asimismo, 10 minutos después del paro cardíaco, a través de una serie de observaciones, incluyendo la ausencia de pulso y pupilas no reactivas, el paciente experimentaba el mismo tipo de ondas cerebrales (ondas delta) que obtenemos durante el sueño profundo.

Para los expertos, es difícil de explicar que el cerebro de una persona se mantenga con algún tipo de actividad después de haberse declarado clínicamente muerta.

Por eso, se necesitan más estudios para obtener resultados concluyentes, consideraron.

Redacción TANGO

TANGO Diario. Moreno 1702, Piso 6 Izquierda C 1093 ABH, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ARGENTINA | Contacto: +54 (011) 4372-1708 / 4382-6662
thetgpost@gmail.com