En la renta variable, encontrar un portafolio que, sin exceder el riesgo dispuesto a asumir, pueda maximizar el rendimiento potencial es todo un proceso. Pero no hay que desalentarse. Es un instrumento abierto para todos ya que el mercado de capitales brinda la posibilidad, a través de los fondos comunes de inversión, de invertir en acciones y tener una cartera diversificada de activos sin la necesidad de acudir a la Bolsa y comprar papel por papel.

“Los fondos comunes de inversión permiten, con poco dinero, tener la posibilidad de acceder a una cartera de acciones diversificada y armada por expertos”, advierte Mariano Otálora, especialista en Finanzas Personales y director de la plataforma BuscáTuFondo.com. “Es una excelente alternativa para aquellos que tienen mirada a largo plazo. Asimismo, si el inversor es conservador, se recomienda destinar el 10 o 15% de su inversión en estos instrumentos. Para los más arriesgados, poco más del 20%”, agrega.

Al respecto, Andrés Vilella Weisz, Porfolio Manager de Balanz Capital, comenta que al perfil de un inversor hay que evaluarlo en función del plazo de inversión y las necesidades de liquidez. “Una vez que está en acciones, las recomendaciones hacia los inversores son en función de lograr ganancia de valor a mediano plazo. No se recomiendan acciones en particular para tradear. Para quienes arranquen en este mercado, la recomendación es que lo hagan a través de un fondo de inversión. Hacerlo por su cuenta puede ser muy riesgoso, sobre todo porque quizá uno entra en una posición por alguna recomendación que leyó pero luego no sabe cuándo salir y eso es muy importante”, advierte. “Este sistema permite al inversor acceder a una cartera diversificada, de 20 acciones diferentes. Si bien en general el inversor desconoce la lista de acciones, uno puede pedir conocer cuáles son los papeles más fuertes en la cartera, como para investigar esas firmas y definir si se siente cómodo con esa línea”, explica.

En línea, desde Quinquela Fondos, su gerente General, Federico Diez remarca que “para invertir directamente en acciones es necesario tener cierto conocimiento del comportamiento de los mercados bursátiles” y recomienda esto para quienes estén familiarizados con las operaciones de la Bolsa, conozcan las empresas y estén dispuestos a seguir de cerca las variaciones. “Quienes invierten en acciones están buscando una apreciación o crecimiento de capital en el mediano y largo plazo, asumiendo un mayor riesgo en su inversión y dispuestos a tolerar variaciones de su capital en el corto plazo. Por tanto, es importante que el inversor determine de antemano cuál es el porcentaje o monto máximo que puede invertir en un plazo mayor a un año, es decir, el dinero que no va a necesitar en dicho período y que en caso de sufrir una perdida no afecte en forma significativa su patrimonio”, añade.

Para esto, el experto recomienda: “Quinquela Acciones FCI es un fondo cuyo objetivo es obtener una apreciación de capital a largo plazo invirtiendo en una cartera diversificada de empresas argentinas que cotizan en la bolsa”. Y añade: “Al elegir un fondo no se estará apostando a una sola empresa o acción, sino que delegará en un equipo de profesionales que se encargará de distribuirlo en un portafolio de acciones. Esta cartera hará que su inversión esté diversificada entre distintos sectores de la economía. Asimismo, se podrá analizar y controlar periódicamente la evolución de la inversión y no tendrá que realizar muchas operaciones constantemente. Recomendamos este tipo de inversión para aquellos que no tienen ni el tiempo ni la posibilidad de dedicar su atención a las variaciones del mercado y buscan una opción más práctica. También pueden serle útiles a quienes desean invertir una cantidad pequeña o mediana de dinero”.

Para José Echagüe, estratega de Asset Management de Consultatio, “lo más importante para invertir bien es que el inversor se conozca a sí mismo. Es decir: que conozca claramente cuáles son sus objetivos y pueda determinar sus restricciones de riesgo. Las acciones son una clase de activos de riesgo alto, que se adaptan muy bien para inversores con perfiles de riesgo moderado o agresivo. Típicamente involucra una tolerancia al riesgo mayor (incluyendo posibilidad de pérdidas de capital) asociada a una expectativa de retorno mayor. Para inversores no profesionales, es una inversión atractiva que es recomendable cuando se cuenta con un horizonte de inversión de mediano o largo plazo”. Así, resalta a los FCI como un instrumento “ideal” para invertir en acciones, ya “delega” la selección de activos y el timing de entrada y salida en un gestor de fondos profesional. “Hay dos clases de fondos: los que tienen un índice de referencia o ‘benchmark y los que no. Un ejemplo del primero es Consultatio Acciones Argentinas, que tiene como objetivo obtener un desempeño mejor que el Índice Merval Argentina. Un ejemplo del segundo es Consultatio Renta Variable, que busca oportunidades de inversión en renta variable sin un índice de referencia determinado”, concluye.

Compartir
Artículo anteriorJornada de Ciencia y Cerveza en el Litoral
Artículo siguienteCarlos Menem se queda sin PASO
Fondo Mancomunado

Es una cooperativa otorga financiación a aquellos denominados “excluidos del sistema”, brindándole la oportunidad de restablecerse. Por otro lado, creamos un sistema para todos aquellos que deseen de una manera sencilla y de escasa inversión aumentar su patrimonio e ingresar a Fondo Mancomunado en distintas categorías, las cuales se dividen según el monto de inversión. Usted se beneficiara aportando a la cooperativa uno o más nuevos inversores, los cuales ingresaran en su misma categoría o una superior. Esto le permitirá percibir el 60% del monto que abone el miembro aportado.
http://www.fondomancomunado.com.ar