La Reserva Ecológica Costanera Sur ya luce un nuevo rincón para que los vecinos disfruten de los espacios verdes, en particular uno ubicado a la vera del Río de la Plata.

Se trata del histórico y en el pasado muy popular Paseo de la Rambla que reabre al público tras su puesta en valor, y de la ribera del río aledaña que hasta hace poco lucía cubierta de escombros.

La Ciudad dispuso esos escombros en forma de tres escolleras para agilizar el desgaste que produce el río. Las mareas y sudestadas generaron, además, que el río trajera arenas y piedras de menor tamaño, formándose un espacio en forma de playa.

Dentro de la Reserva está expresamente prohibido ingresar al agua.

Además, se construyó una explanada de madera de aproximadamente 30 metros cuadrados, que permite una vista panorámica. También se plantaron árboles y plantas nativas que permiten incrementar las visitas de la fauna del lugar, y se incorporaron mesas, bancos, juegos y cestos.

Durante la intervención se realizaron tareas de reacondicionamiento general, como pintura y limpieza. También se realizaron cambio de solados, de equipamiento urbano (bolardos históricos, barandas, bancos), incorporación de luminarias y nueva señalética, entre otros.

La puesta en valor del Paseo de la Rambla buscó recuperar el espacio que estaba en desuso.

En cuanto a los trabajos específicos de parquización y paisaje se realizó un proyecto de imagen con flores de colores, canteros y vegetación nativa, junto con la restauración y puesta en valor de la pérgola histórica. Además los monumentos y estatuas complementan el diseño paisajístico, que fueron recuperados para el uso público.

Durante la inauguración se liberó un chimango, que fue encontrado en Callao y Córdoba, en diciembre de 2016, sin poder volar. El ave se recuperó en el Centro de Rescate de Fauna Silvestre que se encuentra en la Reserva Ecológica Costanera Sur.