El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, anunció una línea de crédito para la colocación de unas 9000 cámaras en las unidades de colectivos.

La medida busca garantizar la seguridad de los choferes tras el crimen del colectivero Leandro Alcaraz, quien fue asesinado de dos disparos el domingo por pasajeros con los que mantuvo una discusión porque no contaban con la tarjeta Sube para pagar el viaje.

El gobierno cumple así con la ley 14.897 que según dijo el ministro no se pudo implementar por la falta de financiamiento. Ritondo explicó que el financiamiento al que accederán los empresarios de transporte será a cuatro años a una “tasa blanda”.