La dupla colombiana Quintero-Borré arengando tras el pase a semifinales en Copa Argentina

El Millonario lo derrotó 3-1 en Mendoza por los cuartos de final de la Copa Argentina. Quintero en dos ocasiones y Santos Borré le dieron el pase entre los cuatro mejores del certamen llegando al récord de 32 partidos sin caer y va por el tricampeonato a la espera de Gimnasia de La Plata o Central Córdoba de Santiago del Estero.

River en su mejor momento tras la Copa Libertadores que consiguió en 2015, estiró su buen fútbol tras confirmar su pase a semifinales eliminando a Independiente, ante un rival menor, quizás no mostró su mejor versión pero logró el objetivo estando activo en los tres certámenes.

El elenco de Marcelo Gallardo en el arranque se salvó de una situación clara de Luis Silba que no puso definir y más tarde hizo valer su poderío ofensivo. Tras un error de Ronald Huth, el colombiano Juan Fernando Quintero la robó y dejó desparramando al arquero anotando el 1-0 a los 26 minutos.

El Millonario tomó mayor confianza al quebrar al oponente y enseguida logró mayor diferencia. Ignacio Scocco estuvo rápido y tocó para Rafael Santos Borré que definió junto a un poste del arquero Juan Carrera.

Los conducidos por Raúl Valdez con la necesidad de salir fueron adelantándose y se iban a encontrar con un penal a favor ante una dudosa infracción de Milton Casco sobre Rodrigo Castro. A Silba no le importó y en el cierre superó a Franco Armani y el 2-1 parcial (goleador con cinco tantos al igual que Héctor Rueda de Deportivo Rincón de los Sauces de Neuquén).

En la segunda mitad el bicampeón del certamen aceleró y no le dio opción terminando con el sueño de los chaqueños. El uruguayo Rodrigo Mora en posición adelantada, tocó para el ex Atlético Nacional Quintero que sentenció el 3-1 en el Malvinas Argentinas de Mendoza.

River se clasificó a las semifinales de la Copa Argentina en busca del tricampeonato, donde enfrentará al ganador del duelo entre Gimnasia de La Plata y Central Córdoba de Santiago del Estero, llegando a 32 partidos sin perder, récord histórico en la institución.