Los jugadores del Millonario se confunden en un abrazo al derrotar en el clásico a su eterno rival

El Millonario lo venció 2-0 como visitante por la sexta fecha de la Superliga. Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco anotaron las dos tremendas bombas de su equipo para alcanzar al Xeneize en la tabla que no lo vence en su casa desde el 2015.

En otra tremenda edición del superclásico del fútbol argentino, River fue muy eficaz e inteligente con un entrenador que sabe jugar estos partidos, ganando quizás no con un fútbol vistoso aunque si efectivo frente a un Boca que no estuvo a la altura a pesar del potencial de su plantel.

Los conducidos por Guillermo Barros Schelotto no demoraron demasiado en generar la oportunidad para desnivelar y su goleador Darío Benedetto probó con el derechazo potente de lejos que exigió la respuesta de Franco Armani que la envió al córner.

Sin embargo el dominio de la visita empezó a pesar cortando y haciendo la transición de defensa ataque rápidamente, rompiendo los pronósticos con una perla. Tras un corte en la mitad, luego la jugada se diluyó pero el lateral Emmanuel Mas la rechazó al costado y el ex Huracán Gonzalo Martínez le pegó un zurdazo sin dejarla picar, anotando un tremendo tanto a los 14 minutos (tercer gol el ante Boca el segundo consecutivo en este estadio, luego salió lesionado).

En el complemento el Xeneize dominó en los minutos iniciales teniendo el balón frente a un rival que se refugió estratégicamente y en el comienzo el colombiano Edwin Cardona apeló a su buena pegada con el tiro que se fue desviado.

La escuadra de Marcelo Gallardo con los cambios ganó un poco de oxigeno contra un adversario que se venía de manera desordenada, y con otra joya silenció La Bombonera. El colombiano Rafael Santos Borré dentro del área la tocó para el recién ingresado Ignacio Scocco que le entró con un derechazo de primera clavándosela en el ángulo a Agustín Rossi a los 24 minutos (le había marcado en la final de la Supercopa Argentina).

El local con amor propio ya sin fútbol quiso ir en busca del descuento hilvanando dos chances muy claras. Primero Carlos Izquierdoz reventó el travesaño con un cabezazo y sobre el final Mas tampoco pudo con el muro de Armani que le ahogó el grito en el 2-0 definitivo.

River llega a 10 puntos, a cuatro del momentáneo líder Atlético Tucumán, acumulando 29 partidos sin caer, achicando la brecha de 9 partidos de diferencia abajo con el Xeneize en el historial. Lanús será su próximo oponente el viernes en La Fortaleza.

Boca sigue con 10 unidades perdiendo por primera vez en su estadio, tras la última derrota justamente con el Millonario el año pasado 3-1, sin ganar el clásico en La Bombonera desde el 2015 (fue 2-0, último clásico en el que ganó el dueño de casa). El jueves enfrentará por Copa Argentina a Gimnasia en octavos de final en Córdoba y por liga recibirá a Colón el domingo.