River rescató un empate en Brasil
River rescató un empate en Brasil

El equipo de Marcelo Gallardo logró llevarse un punto en su visita a Río de Janeiro, donde no tuvo un gran partido ante Flamengo. Sin embargo, Camilo Mayada logró empatarlo sobre el final para mostrar un mejoría, al menos desde lo anímico.

El mal momento de River debe terminar ahora que comenzó el certamen continental más importante a nivel de clubes. El inicio de la Copa Conmebol Libertadores es, para los de Núñez, la oportunidad de empezar nuevamente un 2018 lleno de dudas. Es por eso que el empate que se trajo de Brasil es sumamente positivo.

Aún así, el rendimiento no parece haber mejorado en absoluto. Al menos frente a un rival de primer nivel como es el Flamengo, que complicó a los argentinos, sobre todo en la segunda mitad.

De los primeros 45, poco y nada, salvo un claro penal no cobrado para los locales por mano de Zuculini. Ni River ni los cariocas hicieron lo suficiente para ponerse en ventaja. Pero en el complemento todo cambió. En la primera de riesgo, Diego fue derribado por Ponzio en el área y el árbitro ahora sí marcó la pena máxima, que aprovechó con frialdad Dourado.

Rápidamente llegó la reacción de River. De La Cruz cobró un tiro libre esquinado que cabeceó Rodrigo Mora -en claro offside- para igualar el marcador. Enseguida, los Millonarios tuvieron el 2-1 por intermedio de De La Cruz, pero el arquero reaccionó bien.

Pese a encontrarse en un mejor momento, los de Gallardo se durmieron y pagaron muy caro un error defensivo de Martínez Quarta, que dejó a Éverton cara a cara con Armani para una nueva ventaja del local, mientras que Maidana no llegó a dar un pasito adelante para dejar en un offside más evidente al delantero (su rodilla parece estar en fuera de juego).

Gallardo reaccionó y puso en el campo a Quintero, Mayada y Scocco. Enzo Pérez y Zuculini tuvieron un partido muy malo y fueron reemplazados, mientras que De La Cruz salió por el goleador de la temporada para River.

Con los cambios, los visitantes encontraron algo más de juego en la parte ofensiva y lograron presionar al Flamengo, que se retrasó y esperó agazapado. Grave error del local, que en un rebote largo sufrió las consecuencias cuando Mayada sacó un zapatazo infernal que se clavó abajo.

Fue el 2-2 final que le da a Gallardo algo de aire pensando en la paupérrima campaña del torneo local y en la final que se viene con Boca. Mañana, Emelec e Independiente Santa Fe completan la fecha 1 de este grupo D en Colombia.