Jorge Sampaoli analizó el triunfo por 1 a 0 ante Brasil, y admitió que el objetivo principal se cumplió. “Valoro el entusiasmo y actitud de los jugadores”, explicó el entrenador en su victorioso debut.

La primera prueba para Jorge Sampaoli y la nueva selección Argentina fue todo un éxito. Se ganó y ante un rival poderoso como lo es el Brasil de Tite. Eso si, no se ganó de la manera deseada y el nuevo dt lo admitió. “Creo que el desarrollo fue de un primer tiempo donde nosotros tuvimos algunas situaciones, más instalados en campo rival. En el segundo nos costó un poco, hicimos cambios de nombres y de sistemas. El rival presionó muy arriba, no nos dejó salir. En el análisis valoro el entusiasmo y actitud de los jugadores”, explicó el en conferencia de prensa.

“Era muy difícil que aguantáramos el ritmo tanto tiempo porque la preparación que tuvimos fue corta, pero a la vez necesaria. Tuvimos una merma física que nos costó un poco en el segundo tiempo”, declaró Sampaoli respecto al desgaste. Y agregó: “Si no era por los jugadores, no hubiera sido posible ganarle a Brasil, que siempre es muy importante. No se jugó un partido para cumplir, se jugó para ganar”.

Además, se refirió al nuevo estilo de juego que quiere implementar en la selección. “Creo que cuando uno transmite una idea, el receptor es muy valioso y, en esos intentos, los jugadores estuvieron a disposición de esos intentos: había que salir jugando con la presión alta de Brasil. Tuvimos algunos errores, que en cierta manera esperaba pero la forma en la que lo planificamos salió, contra un rival que no quería perder. Lo que más rescato son las intenciones, falta un montón para la consolidación de una idea. Hablar que algo salió mejor de lo planeado, estaría exagerando. Estamos empezando una etapa, consolidar una idea lleva el tiempo que el transmisor y el receptor decidan”, explicó.

Para terminar, le dedicó una palabras a Icardi, y reconoció que está difícil de que tenga minutos este martes ante Singapur. “Lamentablemente, Mauro está trabajando aparte. La ilusión de querer jugar hizo que venga acá pero no queremos generar algo no deseado. Hay riesgos que no podemos correr y, mas allá de sus ganas, que si era por él jugaba hoy, no lo vamos a arriesgar”, concluyó Sampaoli.

Jonathan Fernández

@Jona_Tadeo