San Lorenzo filmó un convenio de colaboración mutua con una asociación deportiva de China. Jóvenes y entrenadores de ese país vendrán a formarse y capacitarse en el club.

El presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, firmó un convenio con la directora ejecutiva de la Asociación de Fútbol de Beijing, Tang Quinghui, donde acordaron que el club se comprometerá a formar algunos jóvenes futbolistas chinos por los próximos ocho años, como así también la capacitación de directores técnicos que vendrán desde el país asiático. Ambos tendrán garantizado el hospedaje, la educación y entrenamiento en la Ciudad Deportiva de la institución que actualmente continúa proyectando su regreso a Boedo.

Como parte de un proyecto que pretende impulsar el desarrollo profesional de sus entrenadores y futbolistas, los chinos decidieron invertir en Argentina para potenciar su liga profesional sin la necesidad de recurrir al gasto de cifras millonarias para contratar estrellas mundiales en el futuro.

Lo que hace unos años era impensado, hasta que la potencia oriental comenzó a fijar sus ojos en fomentar el deporte más popular del mundo, se verá en poco tiempo: Jugadores chinos en las inferiores de un club argentino.

El acuerdo de colaboración mutua se firmó en el estadio Pedro Bidegain, después de un recorrido por las instalaciones del predio. Para el CASLA, el contrato es el resultado final de una búsqueda que comenzó tiempo después de que la institución azulgrana ganara la Copa Libertadores en 2014.

Con el empuje que significó la obtención de la copa en términos de propaganda (además del enorme impulso que generó tener un Papa hincha del club), varias delegaciones viajaron desde entonces a la República Popular para atraer inversiones, con la intención además de que la marca San Lorenzo se expanda en el más que atractivo mercado asiático. Una de las metas fijadas por la dirigencia representada por la dupla Lammens –  Tinelli desde su asunción en el 2012.

Luis Gimenez