El Ciclón lo superó 2-0 como local por la novena fecha del Torneo de Primera División. Cauteruccio y Blanco le dieron el triunfo en un partido bravo que tuvo un penal desperdiciado por Ortigoza y la expulsión de Toranzo.

San Lorenzo volvió a ser el dueño de unos de los clásicos más desparejos del fútbol argentino, aunque esta vez más allá del triunfo, el árbitro volvió a ser protagonista perjudicando no solo a Huracán sino al espectáculo que se vio afectado por las malas decisiones del juez.

El clásico fue muy parejo en el principio ya que ambos se estudiaron y no hubo ocasiones de gol hasta casi llegada la media hora de partido. La visita realizó un tiro libre y el Ciclón contraatacó con Martín Cauteruccio que tuvo la posesión más de diez segundos iniciando la corrida en su propio campo, nadie le salió y puso el 1-0 (cuarto tanto en el torneo).

El equipo de Ricardo Caruso Lombardi reaccionó inmediatamente y dos minutos más tarde generó la mejor chance de gol. Ignacio Pussetto le ganó a su marca y metió un fuerte cabezazo, pero el arquero Sebastián Torrico de manera excepcional evitó un tanto casi cantado.

A la segunda mitad el duelo tomó temperatura luego de que el árbitro Darío Herrera cobrará una controvertida mano dentro del área de Gerónimo Barrales. El penal fue ejecutado por Néstor Ortigoza pero Marcos Díaz le adivinó la intención (3 penales fallados de 35, dos ante el Globo).

La visita puso en cancha a Patricio Toranzo para darle más fluidez a su equipo, aunque en otra acción para el debate el árbitro lo expulsó por interpretar un pisotón hacia Fernando Belluschi, jugando solo un minuto y dejando a su elenco con diez en el cuarto de hora.

Los dirigidos por el uruguayo Diego Aguirre no tardaron en aprovechar la supremacía y dos minutos después liquidaron el partido. Sebastián Blanco empezó por el medio, dejó atrás varias marcas y con un disparo cruzado puso el 2-0 final.

San Lorenzo quedó como escolta con 18 puntos al igual que Newell´s, a cinco del puntero Estudiantes, habiendo marcado en todos los encuentros. Luego de la eliminatoria visitará a Independiente.

Huracán permanece con 7 unidades llevando 4 sin ganar y no lo hace en este estadio desde el Apertura 2009 (abajo por 34 partidos) además de quedar a dos puestos del descenso. Racing será su próximo rival en Parque Patricios.