El Ciclón perdió 1-0 como local por la octava fecha de la Superliga. Mouche selló el triunfo del Taladro ante el Cuervo que desperdició un penal por parte de Blandi y terminó con su invicto alejándose de Boca.

San Lorenzo recibió un duro golpe justamente frente a un equipo fuerte y compacto como Banfield que con sus armas encontró neutralizarlo, perdiendo más que un partido ya que el Xeneize podría sacar más ventaja si gana el Superclásico.

Los dirigidos por Claudio Baggio a través de la rapidez de sus mediocampistas trataron de romper el juego con buenos cambios de frentes y enseguida generó la chance más nítida con un tiro de Nicolás Blandi que devolvió el travesaño.

El arma más fuerte de la visita siempre fue el balón detenido y luego de salvarse de milagro, encontró un gol aliviador. El ex Boca Pablo Mouche aprovechó un mal despeje de la defensa y clavó un zurdazo inatajable a los 17 minutos.

Los locales siguieron atacando de la misma manera frente a un rival muy retrasado y tras una polémica mano dentro del área de Eric Remedi, el árbitro cobró penal. El capitán Blandi la quiso picar pero Facundo Altamirano en dos oportunidades a los 17 minutos evitó la caída.

En la segunda mitad el equipo de Julio Falcioni se dedicó a esperar y el Ciclón apuró como pudo. Blando estuvo cerca en varias ocasiones y Ezequiel Cerutti también lo tuvo en el cierre aunque no estuvieron finos y fue derrota 1-0.

San Lorenzo permanece segundo con 15 puntos, a seis de Boca que juega mañana, y perdió por primera vez en la Superliga. En la próxima jornada enfrentará a San Martín de visitante en San Juan el sábado.

Banfield por su lado llega a 14 unidades poniendo fin a tres encuentros sin ganar y volviendo al triunfo en este estadio luego de su última victoria en el Torneo de Transición 2014 por 2-0. Temperley de local el sábado será su siguiente escollo.