MIchael Schumacher

El piloto de F1 ha abandonado el hospital de Lausana, donde había sido ubicado en junio, para continuar, en su hogar, su tratamiento del accidente sufrido en Diciembre del año pasado mientras esquiaba.

Michel Schumacher fue trasladado a su casa de Suiza para seguir con la difícil recuperación física que le demandó aquél accidente que tuvo mientras esquiaba en Francia.

La familia del alemán aseguró que todavía “queda un largo y difícil camino” con respecto a la salud del excorredor. “Considerando las graves lesiones que sufrió, ha realizado progresos a lo largo de las últimas semanas y meses”, agregó la asistente de prensa de Schumacher.

En junio había sido trasladado a Lausana, después de que el equipo médico del centro médico de Grenoble decidiera quitarle el coma inducido.

Recordemos que el accidente se produjo en Francia, el 30 de diciembre del año pasado. Las pericias mostraron que el heptacampeón se salvó de milagro, puesto que el casco amortiguó casi todo el golpe tras partirse en dos. Su cabeza había impactado con una roca mientras realizaba un descenso.