El Peque ganó su primer partido en la Caja Mágica frente a Albert Ramos Viñolas (17°) por 6-1 y 6-3, y mañana abrirá frente a Kei Nishikori (8°). Es el único argentino en el Masters 1000 español.

Diego venía de llegar a semifinales del ATP 500 de Barcelona, y eliminó al último finalista de Montecarlo, al igual que había conseguido dos años atrás en Kitzbühel. Era su primera vez en este torneo, alcanzando diez participaciones en Masters 1000 con siete victorias, tres de ellas tres semanas atrás en Mónaco.

Después de un primer set en donde el argentino perdió solo cuatro puntos con el saque, en el segundo enfrentó seis break points, que derivó en perder la ventaja de dos quiebres con la que había comenzado.

Mañana desde las 7hs frente al japonés, con quien cayó este año en Buenos Aires, enfrentará por duodécima vez a un Top 10 sin haber podido ganar jamás. Cinco de esos antecedentes fueron este año, inclusive el viernes en Turquía frente a Marin Cilic (8°). El japonés se presentará por primera vez en cinco semanas desde Miami.