El Peque se lamenta al jugar un gran partido pero caer con el uno del mundo

El uno del mundo venció al argentino por 6-3, 6-7(2) y 6-3 en las semifinales del polvo de ladrillo en el Masters 1000 de Roma. El serbio enfrentará mañana en la final a Rafael Nadal tratando de sumar su cuarta corona.

Se acerca el segundo Grand Slam de la temporada y el Rey del polvo de ladrillo no ha podido brillar por lo que mañana será un partido preparatorio con trofeo de por medio para saber quién está mejor parado para Roland Garros, en lo que fue el fin del sueño del argentino que cerró una gran semana.

El uno del mundo a pesar del cansancio físico no mostró fisuras ante Diego Schwartzman (24°) en el inicio y los dos estuvieron firmes desde el fondo hasta que el serbio aprovechó la primera duda del rival para robar el saque en el octavo juego con un alto porcentaje de puntos obtenidos con el primer servicio (83%) para adelantarse 6-3.

Al segundo set el argentino que había caído con el europeo en el US Open 2014 y Roland Garros 2017, finalmente pudo quebrar en el 4-2 pero ninguno pudo mantener su saque por lo estuvieron irregulares hasta que fueron al tie-break y el tenista de 26 años estuvo implacable al ganar 7-2 igualando el duelo.

En el parcial final el serbio pareció exhausto aunque nunca titubeó desde el fondo y logró robar el servicio en el sexto game sumando 66 puntos ganados con el saque, cerrando el encuentro 6-3 tras dos horas y 31 minutos de partido.

Djokovic pasó a la final del Masters de Roma en la cual ya se coronó en 2008, 2011, 2014 y 2015, habiéndole ganado dos a su futuro rival Rafael Nadal, (2011 y 2014) pero también cayendo en dos ocasiones con el dos del mundo (2009 y 2012) además sumando cuatro finales en este torneo.

Por su parte el argentino que por primera vez se metió en una semifinal de un Masters 1000 volverá a los 20 mejores tenistas del mundo luego de sumar 315 puntos en Roma y avanzar cuatro casilleros.

En tanto el historial entre el balcánico de 31 años que este año consiguió el Abierto de Australia y el Masters de Madrid, y el español, favorece al uno del mundo con balance de 28-25 aunque sobre tierra batida el mallorquín lo aventaja 15-7, en una nueva final que comenzará a las 11:00 de Argentina.