El dólar norteamericano cotizó durante la mañana en las pizarras de bancos y casas de cambio de la city porteña, plaza de referencia en el país, a $ 15,65 para la compra y por encima de los $ 16 para la venta al público, con una suba superior a los 20 centavos con respecto al cierre de ayer.

Los operadores atribuyeron el nuevo salto de la cotización a los graves problemas de corrupción en Brasil, que podrían terminar con la presidencia de Michel Temer, que hoy se sumaron a las dificultades políticas del presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, y que terminaron ayer con una caída de Wall Street y las bolsas europeas.