El director de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS), Emilio Basavilbaso, anunció cambios en el programa de préstamos Argenta que regirán a partir del 28 de noviembre.

Entre los cambios, Basavilbaso detalló que el monto del préstamo será automáticamente depositado en la cuenta sueldo de la seguridad social del jubilado. También, aumentará el tope del crédito de 30 mil a 40 mil pesos, el cálculo de la relación cuota/ingreso se elevará a 30 por ciento (antes el 20) del haber neto mensual y se reducirá el costo financiero total y los gastos administrativos.

El funcionario recordó que la edición anterior de Argenta, “se trataba de una gestión a través de la tarjeta (Tarshop), por la cual el jubilado podía retirar 50 por ciento en efectivo de su cuenta. Sin embargo, el resto tenía que consumirlo en determinados comercios que tenían un contrato con la ANSeS”.

Ahora, del dinero del crédito se podrá disponer “como desee el jubilado” sacando hasta el 100 por ciento del dinero en efectivo, sin límite en la cantidad de extracciones o haciendo compras con la tarjeta de débito “en cualquier comercio”.

Además contó que “lo que se había dado es que 50 por ciento de los comercios que trabajaban eran 15, es decir que estaba muy concentrado”.

El funcionario afirmó en una conferencia de prensa que el nuevo sistema “es más barato” dado que antes “había un contrato con una única empresa, que había sido una adjudicación directa y cobraba entre 5 y 7 por ciento de comisión al jubilado”, y comentó que ese contrato con el proveedor no se renovó y se investigará “si hubo irregularidades”.

“Ahora la gestión la hace directamente la ANSeS y el jubilado deja de pagar esa comisión”, resaltó.