Semáforos ‘gays’ y ‘heterosexuales’ para peatones fueron instalados en al menos en 47 cruceros de la ciudad de Viena, la capital de Austria, de cara a la celebración del concurso europeo de la canción Eurovisión y el baile Life Ball.

Estas señales luminosas, en vez de solo tener los tradicionales círculos rojos y verdes con hombres de pie o cruzando la pista, tienen a parejas del mismo sexo o formadas por un hombre y una mujer, quienes realizan también cruzan o se detienen, según sea el caso. En ambos casos, las parejas están acompañadas de un corazón que late.

Estos semáforos se mantendrán hasta el mes de junio, mes en el que se realizará el Life Ball, la principal actividad filantrópica para recaudar recursos destinados a investigación del VIH y sida.

El Partido de la Libertad, derechista, ha criticado las señales pero otros vieneses están encantados con la idea, como es el caso de Clemens Bendtner, a quien le llama la atención “el tema de la igualdad”.

Con esta innovadora propuesta la comuna de Viena quiere presentar una ciudad de mentalidad abierta, y también busca conseguir que tanto conductores como peatones estén más atentos a las señales.