El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires se suma a la campaña por la Semana del Prematuro con actividades para la comunidad y los profesionales en los hospitales públicos porteños.

La iniciativa, presentada por octavo año consecutivo por UNICEF y el Ministerio de Salud de la Nación, pretende crear conciencia sobre los derechos de los niños y niñas que nacen prematuramente, además de movilizar a los miembros de los equipos de salud y de la sociedad en general para garantizar la protección y cumplimiento efectivo de los derechos de los nacidos prematuros y sus familias.

Este año la campaña, que se desarrolla del 13 al 17 de noviembre, remarca el derecho número ocho: “la familia de un recién nacido prematuro tiene derecho a la información y participación en las decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica”.

Se considera prematuro al bebé nacido entre las 22 y 36,6 semanas de gestación.

Aunque en algunos casos sea inevitable, la prematurez se puede prevenir prolongando la gestación, siempre y cuando se identifiquen a tiempo los factores que predisponen a la madre a un parto anticipado. Por eso, es importante que se realicen al menos cinco controles prenatales para favorecer que el bebé nazca lo más cerca posible de la fecha ideal establecida al inicio del embarazo.

Las iniciativas del Ministerio de Salud porteño se suman a las que se realizarán en todo el país para concientizar a toda la sociedad y para capacitar tanto a los profesionales locales como a las familias.