Esto será bastante personal. El otro día me preguntaron ¿Por qué no ves tantas series argentinas y querés escribir guiones para series de TV argentinas?

La verdad que me hubiera encantado responder “Para poder hacer algo que a la gente le atrape, y no cosas obvias, como si todas fueran telenovelas con diálogos en una escena, chistes, y actuaciones ya vistas.”

Pero no me salió decir eso. Si no, que cuesta conseguir ver series argentinas.

No están al alcance de la mano como las de USA, o Gran Bretaña. O por lo menos, no las ponen a la vista para que nos den ganas de bajarla y mirarla.

Ahora con Netflix, u “Odeon” quizá salgan a florecer más series argentinas antiguas y clásicas.

Pero en canales de aire podrían repetir alguna serie de “Los Simuladores” (2002-2003), u “Okupas” (2000).

¿Quién no quiere volver a ver las misiones de Lamponne, Santos, Ravenna y Medina? ¿Y porque no en la actualidad?

No encuentro series, o “novelas” que te atrapen como lo hacían “Poliladron” (1995-1997) o “Son Amores” (2002-2003) o algo más serio como “Epitafios” (2004-2009), “El Hombre de Tu vida” (2011) o “Tumberos” (2011).

Si hay, pero miren los años. Las últimas que resaltaron fueron “Historias de un clan” (2015) que tuvo grandes actuaciones, y eso fue lo que la mantuvo. La trama era “obvia” porque ya sabíamos lo que pasaba. Imagínense una serie así, pero original. Sería fabuloso.

 “El Marginal” (2016-¿) con buenas actuaciones. Volviendo el tema de la cárcel, pero muy entretenida y atrapante. Filmada exquisitamente. Ésta, por ejemplo, fue una que me costó encontrar si no la vi en “directo”. Lugares para verla no son tan accesibles, y en buena calidad.

Ahora hay novelas de otros países que ganan reconocimiento en la TV. Y hasta los actores que apenas hablan castellano hacen notas acá. ¿Hace cuánto no pasa eso acá?

Quizá hay mala venta. Poco manejo del “negocio del show” que tan bien hacen allá en Hollywood. No lo sé.

Pero si hay algo que sé, es que todo esto me hubiera encantado responder en aquella “entrevista personal”, y así me dejen entrar a aquella facultad para poder escribir una serie con la cual todos mueran de ansiedad por ver el siguiente capítulo.

Grandes actores hay, buenas producciones. Sólo hace falta apostar a lo argentino y jugársela.

Federico Bazán

@Frederick08