Lovehoney, una vendedora de juguetes sexuales en línea, encuestó a 4.400 de sus clientes y encontró que el sexo para la mayoría de las parejas heterosexuales dura 19 minutos, en promedio, diez minutos de foreplay y nueve de sexo. Cincuenta y dos por ciento de las parejas encuestadas están conformes con eso, pero el 23 por ciento de los hombres y el 19 por ciento de las mujeres dijeron que no era suficiente.

Tal vez esto se debe a que los encuestados son clientes de una vendedora de juguetes sexuales, pero en comparación con otros estudios recientes, estos hombres y mujeres pasan más tiempo en la cama que el promedio. Por ejemplo, un estudio de 2008, encontró que el sexo que es considerado como “adecuado”, (el peor adjetivo para describir el sexo), dura más o menos de tres a siete minutos, y de siete a 13 minutos se consideró como una duración “deseable”.

En 2016, el Dr. Brendan Zietsch, de la Universidad de Queensland, encuestó a 500 parejas heterosexuales que tuvieron relaciones sexuales durante un período de cuatro semanas, pidiéndoles que manualmente tomaran el tiempo de cuánto duraba su relación sexual con un cronómetro. Los resultados fueron bastante variados: el más largo fue de 44 minutos, y el más corto de 33 segundos. Pero en promedio, las parejas duraron 5.4 minutos. Eso no incluye el juego previo al sexo, pero sigue siendo considerablemente menos de lo que disfrutan los encuestados de Lovehoney.

El Dr. Zietsch también encontró que ni el uso del condón, ni la circuncisión ni el país de origen afectaban la duración, a menos que los encuestados fueran de Turquía, donde la duración fue significativamente más corta (3,7 minutos) que en otros lugares. Sin embargo, encontró que la edad afecta al número: cuanto más vieja es la pareja, menos dura el sexo.

Es importante destacar que el estudio de Zietsch midió la duración desde el momento de la penetración hasta el momento de la eyaculación. Así que está muy centrado en lo masculino, lo cual no es una sorpresa, teniendo en cuenta que la duración del sexo heterosexual tiende a ser medido por el tiempo que le toma al hombre eyacular. El estudio de Lovehoney puso esto en perspectiva, y descubrió que el 75 por ciento de los hombres tienen un orgasmo cada vez que tienen relaciones sexuales, en cambio sólo el 28 por ciento de las mujeres llegan al clímax. Según la encuesta, un orgasmo compartido, en el que ambos se vienen, ocurre alrededor de una tercera parte del tiempo.

Todo esto es parte de una campaña de Lovehoney llamada Mind the Gap, que tiene como objetivo ayudar a más parejas a compartir orgasmos. El estudio encontró que un orgasmo compartido es lo máximo de la experiencia sexual para el 57 por ciento de los hombres pero sólo el 46 por ciento de las mujeres estuvo de acuerdo, en parte porque puede ser más difícil para las mujeres llegar al orgasmo durante el sexo. El 61 por ciento de las mujeres dicen que a veces les resulta difícil tener un orgasmo durante cualquier actividad sexual, a diferencia de los hombres.

Si eres un chico en una relación heterosexual y quieres contribuir para cambiar esa estadística, de acuerdo con el experto en sexo Jess Wilde sólo tienes que “dar con el punto correcto para estimular el punto G durante la penetración”. También hay muchas otras cosas que puedes hacer, pero eso te lo dejo a ti y a tu pareja para que lo descubran juntos.