El auto del periodista de Clarín, Radio Mitre y Canal 13, Nicolás Wiñazki, apareció ayer por la tarde envuelto en una larga red de cables, uno de electricidad y otro de televisión: tres manijas del coche fueron anudadas.

El hecho intimidatorio pasó ayer martes en la calle Quito al 3800, de la ciudad de Buenos Aires y pareció ser montado con sentido de amenaza ya que no tenía vidrios rotos ni le robaron nada.

El suceso despertó un rápido repudio en las redes sociales y también de los oyentes de Radio Mitre, donde Wiñazki es columnista del programa de Jorge Lanata.