El estadounidense de 21 años logró mantener la ventaja que había acumulado en los primeros días y se quedó con la chaqueta verde. Por su parte, el argentino finalizó en la 22º posición.

El primer Major del año finalizó con una histórica consagración. Con tan sólo 21 años y ocho meses, Jordan Spieth es el segundo jugador más joven en ganar el Masters de Augusta después de Tiger Woods en 1997 y, tras realizar 18 golpes bajo el par, igualó la mejor marca de la cancha.

En el Augusta National Golf Club ubicado en Georgia, Spieth dominó el torneo desde el comienzo. Con un total de 270 golpes, sumó el primer Major de su carrera y dejó en el olvido su derrota a manos de Bubba Watson en la edición del año pasado.

De esta manera, el texano es el quinto campeón en la historia del Masters que gana el torneo liderando en solitario desde el primer día. Además, gracias a un sólido desempeño, se convirtió en el primer jugador en llegar a estar -19 en el torneo.

Por haber finalizado en la primera ubicación del Major, Spieth se adjudicó la simbólica chaqueta verde y una suma de 1.800.000 dólares. En total, el evento repartió 10 millones de la moneda estadounidense.

El podio lo completaron Phil Michelson y Justin Rose, quienes realizaron 274 golpes (-14) a lo largo de los cuatro días. Mientras que el actual número uno del mundo, Rory McIlroy, quedó a seis impactos del campeón. Por último, Tiger Woods finalizó en la décimo séptima colocación con 283 impactos (-5) en su regreso al golf competitivo.