River le ganó en suplementario a Boca y es el dueño de América

El Millonario le ganó 3-1 en la final de vuelta de la Copa Libertadores que se disputó en Madrid. Benedetto puso arriba al Xeneize, Pratto lo igualó en los 90 minutos pero en tiempo adicional Quintero y Martínez le dieron el cuarto título en su historia.

En la final más larga, polémica y discutida de la historia, River fue el mejor futbolísticamente ganando con justicia dentro de la cancha en la última final a partido doble tras aquel lejano 2-2 en la Bombonera, frente a su máximo adversario al que se le acercó también en títulos.

El encuentro fue chato, mal jugado con pocos espacios en el arranque, por eso el equipo de Guillermo Barros Schelotto hilvanó la primera oportunidad en el balón detenido. Luego del córner, Carlos Izquierdoz no pudo cabecear pero la pelota le quedó a Pablo Pérez que le dio de volea ante la atenta respuesta del arquero.

Al Millonario también le costó generar peligro ya que la soledad de Lucas Pratto le obligó a rifar el esférico y tuvo que arreglarse con la pelota parada. Tras el tiro de esquina por debajo del ex Huracán Gonzalo Martínez, el mediocampista Ignacio Fernández probó con el remate de primera que salió desviado.

El Xeneize esperó bien agazapado atrás cortando circuitos de juego y en cada contra tuvo algo de lucidez consiguiendo un tiro libre al borde del área. El disparo lo ejecutó Darío Benedetto que fue bloqueado por la barrera, el rebote le cayó a Pérez que sacó el derechazo que rozó en Milton Casco y por poco se fue el bombazo.

El choque comenzó a abrirse con el cansancio de los jugadores y después de una mala salida de Esteban Andrada, los boquenses se toparon con una contra brutal en el final para romper el cero. El uruguayo Nahitan Nández de mitad de cancha tocó rápido a Benedetto, el defensor Javier Pinola no llegó y Jonatan Maidana siguió de largo sin poder frenar al delantero que definió a un costado de Franco Armani en el minuto 44 para el 1-0 (quinto gol seguido en el torneo).

En la segunda mitad los dirigidos por Marcelo Gallardo tardaron solo tres minutos en crear una clara chance de emparejar. Pratto jugó una pared con Fernández que le pegó a colocar pero su zurdazo pasó cerca.

Los de Núñez a pesar de enfrentarse a más defensores por el retraso notorio del rival, arriesgaron con el ingreso del colombiano Juan Quintero y pudieron empardar en el Santiago Bernabéu con una acción colectiva. El volante Fernández tocó para Exequiel Palacios que se la devolvió al ex Gimnasia, este la envió atrás donde Pratto no perdonó a los 23 minutos anotando el 1-1 que no se modificó en el tiempo regular (llegó a los cinco tantos).

En el arranque del alargue el equipo ganador de 6 Libertadores recibió malas noticias luego de la fuerte entrada del colombiano Wilmar Barrios sobre Palacios y el árbitro uruguayo Andrés Cunha le mostró la segunda tarjeta amarilla a los dos minutos quedando su elenco con diez futbolistas.

Teniendo más la posesión por la superioridad numérica, la Banda lo fue arrinconando y en el segundo tiempo adicional hizo explotar a su público en Madrid. El lateral Camilo Mayada cortita entregó hacia Quintero y el medellinense la clavó por arriba a falta de 11 minutos anotando el 2-1 parcial.

Con la desventaja el bicampeón del fútbol argentino no se resignó y desordenadamente apuró casi empatando con el tiro en el poste de Leonardo Jara, pero en la siguiente jugada recibió el golpe letal. Andrada salió de su arco a cabecear, la contra no se hizo esperar y Martínez en soledad corrió empujando el 3-1 histórico.

River logró su cuarto título en la Libertadores tras los certámenes en 1986, 1996 y 2015 (perdió 1966 y 1976) igualando la cifra de Estudiantes, llegando a once trofeos internacionales y disputando el Mundial de Clubes en Emiratos Árabes Unidos el martes que viene, además de clasificar a la Libertadores del año entrante.

Boca en tanto no pudo sumar su séptima estrella (1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007) cayendo en su quinta final (1963, 1979, 2004 y 2012) sin poder alcanzar a Independiente y tampoco los 19 certámenes internacionales.

Reinó la coherencia y se postergó la final

El encuentro de vuelta entre River y Boca en el Monumental por la final de Copa Libertadores fue nuevamente suspendido luego de que el presidente de la CONMEBOL confirmará la noticia. Aún se desconoce la fecha y la sede.

Finalmente el sentido común se hizo presente y la súper final ya en un segundo plano, se postergó por segunda ocasión debido a los graves incidentes de ayer a la espera de una resolución rápida pero a la vez coherente acerca de disputarse 90 minutos en los que parece será eterno de no encontrar una solución que solo pide festejos civilizados sin violencia por partes de los clubes más importantes del continente.

“Es una vergüenza la imagen que se ha mandado al mundo. No están dadas las condiciones. No hay igualdad de condiciones. Un equipo fue agredido. Queremos que se juegue cuando haya igualdad de condiciones”, declaró Alejandro Domínguez presidente de la Confederación Sudamericana de Futbol (CONMEBOL) al informar que el partido fue aplazado.

La final entre River y Boca igualmente fue ratificada, a la espera de una reunión en principio el martes en Luque Paraguay la sede de la Confederación, que tendrá a los presidentes de los clubes Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici, especulándose con el sábado 8 como primer alternativa aunque solo son conjeturas.

Tras el bochorno la final se jugará mañana

El encuentro entre River y Boca en el Monumental por la Libertadores se pasó hacia el domingo a las 17:00 luego de los incidentes que sufrieron los jugadores del Xeneize. El presidente de la CONMEBOL confirmó la noticia después de varios vaivenes.

La vergüenza, miseria, escandalo o cualquier calificativo que sea necesario quedó en evidencia no solo en la sociedad Argentina sino del fútbol sudamericano, que no supo organizar un espectáculo en donde no había público visitante, también siendo culpables jugadores, cuerpo técnico y dirigentes tanto del club como de la confederación, que colaboraron en la misma medida a que un simple partido se aplazará por la negligencia y el aporte de los pseudos hinchas que siempre terminan ganando.

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) el paraguayo Alejandro Domínguez declaró que el partido entre River y Boca por la final de vuelta en el Monumental quedó suspendido para mañana a las 17:00 debido a los incidentes de algunos inadaptados.

El encuentro que estaba pautado a esa hora fue aplazado en tres ocasiones primero a las 18:00, luego a las 19:15 y finalmente a las 19:45, horario que confirmaron su suspensión, debido a los cortes que sufrieron los jugadores del Xeneize al impactarle el vidrio del micro que los trasladaban al ser apedreados por simpatizantes del Millonario minutos antes de ingresar al estadio.


Boca y River en un duelo apasionante igualaron en la primera final

El Xeneize empató 2-2 como local en el encuentro de ida por la Copa Libertadores. Ábila puso el primero, Pratto emparejó hasta que Benedetto volvió a ponerlo adelante aunque en la segunda parte Izquierdoz en contra sentenció la paridad a la espera de la revancha el 24.

Se hizo rogar pero la primera final más importante de la historia a nivel clubes estuvo a la altura en un partido que obviamente quedará en la historia, con un empate justo a la espera de la definición dentro de dos semanas entre los equipos más grandes del continente.

Tras el pitido del juez chileno, el primer tramo del encuentro lo dominó el elenco de Marcelo Gallardo abriendo el campo en las dos bandas e hilvanando dos oportunidades. Primero con un tiro libre de Gonzalo Martínez que despejó el arquero y luego un centro pasado que conectó con la cabeza el colombiano Rafael Santos Borré que exigió la respuesta de Agustín Rossi.

El local perdió explosión tras la salida por lesión de Cristián Pavón pero aún sin ser prolijo se iba a encontrar con la ventaja. El delantero Ramón Ábila recibió e hizo pasar de largo a su marca, sacó el derechazo que rechazó Franco Armani aunque el rebote le volvió a caer al ex Huracán que esta vez metió el zurdazo letal anotando el 1-0 a los 33 minutos (quinto tanto goleador de su equipo).

No obstante la alegría no le duró demasiado porque el Millonario respondió inmediatamente dos minutos más tarde. Martínez habilitó desde el medio a Lucas Pratto que aguantó y remató cruzado marcando el cuarto grito y el 1-1 parcial.

El juego creció sideralmente tanto en lo emocional como en jugadas claras y la visita volvió a avisar luego de un rebote que le cayó al ex Huracán Martínez que activó la bomba posteriormente desactivada por Rossi que estuvo aun estando tapado despejó el disparo.

Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto cuando culminaba la primera parte, el cambio obligado que realizó le dio la razón en el balón detenido. Sebastián Villa ejecutó el centro y en lo más alto Darío Benedetto le ganó a Santos Borré (se pierde la vuelta por amonestación) cambiando la trayectoria al balón anotando en tiempo de descuento el 2-1 y su cuarto gol consecutivo.

En la segunda mitad el trámite fue pausado aunque el Millonario lo destrabó con algo de fortuna. El volante ofensivo Martínez lanzó el centro de tiro libre, el defensor Carlos Izquierdoz quiso anticipar a Pratto pero el ex Lanús la metió en su valla en el cuarto de hora.

El cansancio, la desprolijidad se hizo presente por partes de ambos con escazas situaciones y en el cierre el Xeneize se encontró con la posibilidad del triunfo. El ingresado Carlos Tevez trabó lanzándose al gol, el central Javier Pinola no lo pudo alcanzar y el delantero tocó hacia Benedetto que mano a mano no pudo con Armani que le ahogó el grito para el 2-2 en la Bombonera.

La revancha será recién el sábado 24 a las 17:00 en el Monumental teniendo en cuenta que no cuenta el gol de visitante y River intentará acortar la brecha en busca de su cuarta Copa Libertadores mientras que Boca quiere la séptima estrella tratando de igualar a Independiente.

La gran final se aplazó para mañana

El partido entre Boca y River por la Copa Libertadores se suspendió por las intensas lluvias que cayó sobre la Bombonera. El domingo a las 16:00 se jugará el encuentro según confirmó la CONMEBOL.

Sí hacia falta algo más de suspenso y condimento a la final más importante de la historia a nivel clubes, la gran cantidad de agua que posó sobre Buenos Aires alargó un día más la pasión de los fanáticos del fútbol, a la espera de que el campo se recupere a pesar de que se esperan más lluvias.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) confirmó en su cuenta de Twitter que por motivos de fuerza mayor el partido queda suspendido para mañana a las 16:00 en la Bombonera, aunque mañana también se esperan lluvias y de caso de ser nuevamente aplazada la partida, el lunes se jugaría la primera final de la Libertadores ente Boca-River.

River se pasó de fiesta y Estudiantes lo superó

El Pincha le ganó 1-0 como local en Quilmes por la undécima fecha de la Superliga. Gastón Fernández rubricó el tercer triunfo seguido del León ante el Millonario que se aleja de la lucha y quedó a 7 puntos de Racing.

El épico triunfo ante Gremio que le dio la posibilidad de jugar la histórica final en la Libertadores ante el rival de toda la vida, hoy no se vio reflejado habiéndose quedado todas las energías en Brasil y River aun faltando mucho se empieza a alejar de la liga cayendo ante el envalentonado Estudiantes.

Con toques cortos y desmarques rápidos el elenco de Leandro Benítez consiguió neutralizar al oponente, creando una buena oportunidad con la pared entre Lucas Rodríguez y Gastón Fernández con posterior remate del juvenil de 21 años que contuvo el arquero.

Tibiamente la visita adelantó a sus mediocampistas y el más revulsivo como de costumbre fue el diez Gonzalo Martínez que encaró por izquierda y se perfiló con su pierna menos hábil la derecha, con un disparo sin problemas para Mariano Andújar.

En el complemento el Pincha de movida logró romper la paridad con algo de suerte. El jugador surgido en River Fernández ejecutó el misil de tiro libre que se desvió en el ex Gimnasia Ignacio Fernández y descolocó a Germán Lux para el 1-0 a los 4 minutos.

Los conducidos por Marcelo Gallardo carecieron de ideas para gestar alguna ocasión peligrosa, apelando a algún sablazo salvador que llegó del juvenil de 19 años Santiago Sosa, que pasó cerca pero no evitó la caída en el Centenario de Quilmes.

River sigue con 16 puntos a 7 unidades de Racing que juega mañana, teniendo pendiente el duelo con Defensa y Justicia, sufriendo su segunda caída seguida fuera de su casa. Sus duelos por ligas fueron pospuestos y este sábado visitará a Boca en el primer partido de la final de Libertadores.

Estudiantes alcanza las 14 unidades con tres victorias al hilo y cuatro sin perder, además de no caer ante el Millonario de local desde el Torneo Inicial 2012 por 2-0. Colón visitará en la fecha que viene el sábado.

River dejó en el camino a Aldosivi y se mantiene expectante

El Millonario lo venció 1-0 como local por la décima fecha de la Superliga. El juvenil Cristian Ferreira rubricó el único tanto del encuentro para su equipo que quedó a cuatro de Racing que juega mañana, con un partido pendiente.

River presentó varias caras nuevas debido a que prioriza su participación en Copa Libertadores, rescatando quizás solo el resultado ya que no otorgó su mejor versión y se mantiene a la expectativa en la lucha por pelear el torneo, frente a Aldosivi que no se animó.

La primera mitad el elenco de Marcelo Gallardo careció de ideas para crear peligro y su rival lo doblegó en la posesión, apenas rematando al arco sobre el cierre con la media chilena de Rodrigo Mora que salió desviado.

Al complemento las novedades llegaron luego de la expulsión de Leonel Galeano a los cuatro minutos y a partir de la ventaja numérica pudo desequilibrar. El jugador de 19 años Cristian Ferreira recibió, encaró para el medio y metió un zapatazo lejano que dejó inmóvil a Luciano Pocrnjic.

Las cosas se complicaron en el local porque Lucas Martínez Quarta también vio la roja, pero los dirigidos por Gustavo Álvarez jamás exigieron la defensa contraria por lo que fue triunfo 1-0 en el Monumental.

River suma 16 puntos en la Superliga, a cuatro de Racing (juega mañana) aun con el duelo pendiente contra Defensa y Justicia, manteniendo el invicto en casa desde la última derrota con Newell´s 3-1 en noviembre. El martes visitará a Gremio en la vuelta de semifinales de Libertadores queriendo revertir el 1-0 y por el torneo enfrentará a Estudiantes el sábado en Quilmes.

Aldosivi sigue con 15 unidades perdiendo por segunda vez seguida, sin haber podido ganar nunca en este estadio tras dos derrotas y una paridad en 2015. Banfield será su siguiente oponente de local el domingo.

River dejó atrás a Sarmiento y se metió en semifinales

El Millonario lo derrotó 3-1 en Mendoza por los cuartos de final de la Copa Argentina. Quintero en dos ocasiones y Santos Borré le dieron el pase entre los cuatro mejores del certamen llegando al récord de 32 partidos sin caer y va por el tricampeonato a la espera de Gimnasia de La Plata o Central Córdoba de Santiago del Estero.

River en su mejor momento tras la Copa Libertadores que consiguió en 2015, estiró su buen fútbol tras confirmar su pase a semifinales eliminando a Independiente, ante un rival menor, quizás no mostró su mejor versión pero logró el objetivo estando activo en los tres certámenes.

El elenco de Marcelo Gallardo en el arranque se salvó de una situación clara de Luis Silba que no puso definir y más tarde hizo valer su poderío ofensivo. Tras un error de Ronald Huth, el colombiano Juan Fernando Quintero la robó y dejó desparramando al arquero anotando el 1-0 a los 26 minutos.

El Millonario tomó mayor confianza al quebrar al oponente y enseguida logró mayor diferencia. Ignacio Scocco estuvo rápido y tocó para Rafael Santos Borré que definió junto a un poste del arquero Juan Carrera.

Los conducidos por Raúl Valdez con la necesidad de salir fueron adelantándose y se iban a encontrar con un penal a favor ante una dudosa infracción de Milton Casco sobre Rodrigo Castro. A Silba no le importó y en el cierre superó a Franco Armani y el 2-1 parcial (goleador con cinco tantos al igual que Héctor Rueda de Deportivo Rincón de los Sauces de Neuquén).

En la segunda mitad el bicampeón del certamen aceleró y no le dio opción terminando con el sueño de los chaqueños. El uruguayo Rodrigo Mora en posición adelantada, tocó para el ex Atlético Nacional Quintero que sentenció el 3-1 en el Malvinas Argentinas de Mendoza.

River se clasificó a las semifinales de la Copa Argentina en busca del tricampeonato, donde enfrentará al ganador del duelo entre Gimnasia de La Plata y Central Córdoba de Santiago del Estero, llegando a 32 partidos sin perder, récord histórico en la institución.

River le ganó el superclásico a Boca a puro golazo

El Millonario lo venció 2-0 como visitante por la sexta fecha de la Superliga. Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco anotaron las dos tremendas bombas de su equipo para alcanzar al Xeneize en la tabla que no lo vence en su casa desde el 2015.

En otra tremenda edición del superclásico del fútbol argentino, River fue muy eficaz e inteligente con un entrenador que sabe jugar estos partidos, ganando quizás no con un fútbol vistoso aunque si efectivo frente a un Boca que no estuvo a la altura a pesar del potencial de su plantel.

Los conducidos por Guillermo Barros Schelotto no demoraron demasiado en generar la oportunidad para desnivelar y su goleador Darío Benedetto probó con el derechazo potente de lejos que exigió la respuesta de Franco Armani que la envió al córner.

Sin embargo el dominio de la visita empezó a pesar cortando y haciendo la transición de defensa ataque rápidamente, rompiendo los pronósticos con una perla. Tras un corte en la mitad, luego la jugada se diluyó pero el lateral Emmanuel Mas la rechazó al costado y el ex Huracán Gonzalo Martínez le pegó un zurdazo sin dejarla picar, anotando un tremendo tanto a los 14 minutos (tercer gol el ante Boca el segundo consecutivo en este estadio, luego salió lesionado).

En el complemento el Xeneize dominó en los minutos iniciales teniendo el balón frente a un rival que se refugió estratégicamente y en el comienzo el colombiano Edwin Cardona apeló a su buena pegada con el tiro que se fue desviado.

La escuadra de Marcelo Gallardo con los cambios ganó un poco de oxigeno contra un adversario que se venía de manera desordenada, y con otra joya silenció La Bombonera. El colombiano Rafael Santos Borré dentro del área la tocó para el recién ingresado Ignacio Scocco que le entró con un derechazo de primera clavándosela en el ángulo a Agustín Rossi a los 24 minutos (le había marcado en la final de la Supercopa Argentina).

El local con amor propio ya sin fútbol quiso ir en busca del descuento hilvanando dos chances muy claras. Primero Carlos Izquierdoz reventó el travesaño con un cabezazo y sobre el final Mas tampoco pudo con el muro de Armani que le ahogó el grito en el 2-0 definitivo.

River llega a 10 puntos, a cuatro del momentáneo líder Atlético Tucumán, acumulando 29 partidos sin caer, achicando la brecha de 9 partidos de diferencia abajo con el Xeneize en el historial. Lanús será su próximo oponente el viernes en La Fortaleza.

Boca sigue con 10 unidades perdiendo por primera vez en su estadio, tras la última derrota justamente con el Millonario el año pasado 3-1, sin ganar el clásico en La Bombonera desde el 2015 (fue 2-0, último clásico en el que ganó el dueño de casa). El jueves enfrentará por Copa Argentina a Gimnasia en octavos de final en Córdoba y por liga recibirá a Colón el domingo.

River no lo aguantó y San Lorenzo se lo empató

El Millonario igualó 1-1 como visitante por la cuarta fecha de la Superliga. Juan Quintero lo había puesto arriba pero Nicolás Blandi le cortó la racha a Franco Armani y ambos siguen sin ganar con cuatro paridades consecutivas.

River después de la paliza que le dio a Racing por Libertadores quizás sintió el desgaste ante San Lorenzo, siendo efectivo pero en líneas generales mostró las falencias de otros encuentros en un empate que no suma para ninguno.

Los dirigidos por Claudio Biaggio manifestaron de entrada su poder ofensivo y en solo tres minutos crearon peligro después del remate cruzado de zurda de Nicolás Reniero que desvió el arquero Franco Armani.

La visita pudo afianzarse en el lapso siguiente y también asustó con una oportunidad neta. El ex Vélez Lucas Pratto recibió el pase dentro del área, conectó el tiro de primera que pasó apenas desviado.

El conjunto de Marcelo Gallardo nuevamente otorgó la posesión para el rival y esperó alguna contra que consiguió cerca del final. El colombiano Juan Quintero recibió casi de mitad de cancha volcado a la derecha, recorrió metros yendo hasta el centro y sacó el latigazo de zurda abajo para el 1-0 a los 40 minutos (segundo tanto en el club y el primero en la liga).

En la segunda parte el Ciclón sin ser demasiado superior pudo llevar al rival hacia atrás que nunca pudo meter la contra, y en el balón detenido logró festejar. Ruben Botta lanzó el centro desde el tiro de esquina y el ex Boca Nicolás Blandi anticipó de cabeza a Rafael Santos Borré poniendo el 1-1 final a falta de 15 minutos rompiéndole la racha Armani (quedó su valla en 964 minutos sin superar los 1075 de Carlos Barisio).

River llegó a las 4 unidades igualando todos los encuentros en la Superliga marcando por primera vez pero sin ganar desde el 1-0 frente a Patronato de visitante en marzo. Tras la fecha FIFA recibirá a San Martín de San Juan.

San Lorenzo también tiene 4 puntos y no gana en su estadio tras el triunfo ante Olimpo 2-0 en marzo. El viernes chocará contra Colón por 16avos de final de Copa Argentina en el estadio de Newell´s y por el torneo visitará a Godoy Cruz.

River sigue con la pólvora mojada e igualó con Argentinos

El Millonario empató 0-0 como local por la tercera fecha de la Superliga. Nuevamente acumuló chances pero el arquero Chaves fue la figura mientras que Armani continua acumulando su valla en cero para su equipo que no puede ganar.

La semana de River no fue la mejor tras el escándalo del caso Bruno Zuculini en la Copa Libertadores en un fallo que sigue abierto de cara a la revancha ante Racing, en la Superliga volvió a mostrar las mismas fallas al igual que contra Belgrano, generando chances aunque sin marcar y quedando lejos de la pelea en solo tres jornadas.

El conjunto de Marcelo Gallardo en el primer tiempo se adueñó de la posesión sobre todo con la dependencia del colombiano Juan Quintero, probando con algún remate de tiro libre o asistencias del volante en las pelotas detenidas sin ser punzante.

En los segundos 45 minutos el Millonario continuó asediando con el balón parado y generó la chance nítida de entrada. Tras el centro de Quintero, el delantero Lucas Pratto cabeceó pero entre el arquero Lucas Chaves y el travesaño le ahogaron el grito.

La escuadra de Alfredo Berti se abroqueló en el fondo y en cada contra llevó peligro, hilvanando la posibilidad más clara. El ingresado Alexis Romero tomó un rebote, conectó un fuerte disparo que venció a Franco Armani (récord de 889 minutos con la valla invicta solo por delante Carlos Barisio con 1076) aunque Javier Pinola y el travesaño salvaron su valla.

Los locales un poco más desordenados fueron a buscarlo ante un rival replegado y dispusieron de más creaciones para desnivelar. Primero el ex Vélez Pratto desenfundó el disparo ante la atajada del arquero con el codo y en el final la figura de Chaves le tapó el remate de tiro libre a Quintero para el 0-0 en el Monumental.

River sumó el tercer 0-0 consecutivo en la Superliga, el cuarto de las últimas seis presentaciones, algo que no ocurría desde 1992. El miércoles recibirá a Racing por la vuelta de octavos de final en la Libertadores (0-0 en la ida) y el sábado por liga visitará a San Lorenzo.

Argentinos Juniors solo tiene dos unidades tras la caída ante Gimnasia y el empate contra Godoy Cruz, aun sin haber podido anotar en el torneo (no gana desde el 1-0 ante Olimpo en abril). Lanús será su siguiente oponente el viernes en La Paternal.

River llegó demasiado pero no pudo batir a Belgrano

El Millonario igualó 0-0 de local por la segunda jornada de la Superliga. Generó varias ocasiones de gol aunque el arquero César Rigamonti fue la figura empatando por segunda partido seguido, mientras que Franco Armani batió el récord de minutos sin recibir goles de Amadeo Carrizo.

A River le está costando el inicio de la nueva temporada donde no ha conseguido triunfos en la liga y Libertadores a pesar de la Copa Argentina esta vez acumulando muchas chances sin poder anotar teniendo la pólvora mojada adelante, en contra cara de su arco que parece imbatible.

Los comandados por Marcelo Gallardo comenzaron agresivos ante la pasividad del rival y enseguida dispusieron de una oportunidad del gol. Juan Quintero habilitó por arriba a Lucas Pratto que desenvainó el tiro ante la tapada de César Rigamonti a los cinco minutos.

La visita sin intención de salir del fondo, defendió cerca de su arco y la lluvia hizo un juego impreciso en el que un centro casi termina en un gol en contra del defensor Sebastián Luna que al querer despejarla casi la mete de no haber sido por el poste que salvó a su equipo.

El dominio del Millonario fue total, aunque siempre le costó el toque final que no encontró ni con la habilidad del colombiano Quintero que con su gambeta y velocidad intentó de lejos el remate que pasó muy cerca.

A los segundos 45 minutos la escuadra de Lucas Bernardi al fin pudo gestar una jugada de riesgo gracias a su figura. Matías Suárez hizo pasar de largo a Leonardo Ponzio, encaró al gol pero el arquero Franco Armani llegó para arrinconarlo (batió el récord de Amadeo Carrizo sin recibir goles por 769 minutos).

La claridad y fluidez en los de Núñez no fue la misma, aunque se hizo fuerte con la pelota detenida y tiros lejanos peligrosos. Tras el centro de Quintero, Pratto golpeó de cabeza ante la reacción del arquero y cerca del cierre el volante Enzo Pérez metió un zapatazo a colocar que provocó la tremenda volada de la figura Rigamonti que selló el 0-0 bajo la lluvia en el Monumental.

River suma dos puntos tras el empate sin goles con Huracán y de los últimos siete partidos por Superliga en cinco igualó sin goles. En la próxima jornada enfrentará a Argentinos Juniors nuevamente de local el sábado.

Belgrano también tiene dos unidades luego del empate 0-0 contra San Martín de San Juan, sin ganar en el Monumental desde el Torneo Final 2012 por 2-1. Estudiantes será su siguiente rival el viernes en Córdoba.

Apagado empate de River que falló un penal ante Huracán

El Millonario igualó 0-0 de visitante en la primera fecha de la Superliga. El ex Globo Gonzalo Martínez desperdició un tiro desde los once metros para su equipo que no estuvo a la altura en su debut.

La deuda de River a nivel nacional sigue siendo no dar pelea en la Superliga y hoy nuevamente dejó pasar el triunfo en el inicio de torneo, jugando mal en un campo de juego que tampoco ayudó pero Huracán de a ratos mostró las falencia de un equipo que está en deuda con su fútbol por el momento.

En la apertura del encuentro el conjunto de Marcelo Gallardo estuvo fino en los primeros pases y se encontró con un penal tras la mano dentro del área de Juan Garro. El ex Huracán Gonzalo Martínez decidió tomar el tiro pero su zurdazo salió por arriba del travesaño a los 15 minutos.

El campo del césped hizo que algunos tramos el trámite sea más sucio y el balón detenido empezó a ser un arma principal en la visita. El delantero Ignacio Scocco se hizo cargo de un tiro libre, desembolsó un poderoso derechazo que exigió la respuesta del arquero Marcos Díaz.

La polémica del choque llegó en el final de la primera mitad cuando el juez consideró una falta de Lucas Gamba sobre Javier Pinola, tras darle el pase de gol al delantero Diego Mendoza que fue invalidado.

En la segunda parte el equipo de Gustavo Alfaro a pesar de la rispidez y el fútbol trabado con poco creó peligro, pudiéndolo haber ganado en el cierre con el disparo de Mauro Bogado que entre Franco Armani y el travesaño dejaron el 0-0 en Parque Patricios.

River sumó su primer punto en la Superliga y el sábado enfrentará a Belgrano de Córdoba en el Monumental, en tanto que Huracán chocará ante Aldosivi como visitante el domingo en Mar del Plata.

River le ganó a Villa Dálmine y avanzó sin problemas

El Millonario lo venció por 3-1 en los 16°avos de final de la Copa Argentina que se jugó en Formosa. Gonzalo Martínez de penal, Ignacio Fernández y Lucas Pratto rubricaron la victoria y ahora esperan en octavos de final por Platense o General Lamadrid.

El bicampeón de la Copa Argentina ha retomado el semestre con dos triunfos en el torneo que lo dejan con el sueño intacto de clasificar a la próxima edición de la Libertadores en caso de sucumbir en la de este año, enfrentándose a rivales menores pero ganando sin tener que sufrir en un certamen que ya demostró varios dolores de cabezas a los equipos de la Superliga.

Desde el pitido inicial los conducidos por Felipe De La Riva salieron con mucha intensidad para romper el cero e hilvanaron dos posibilidades netas de gol. En primer instancia Martín Comachi metió un cabezazo fuerte abajo que despejó el arquero y minutos posteriores el hombre de la Selección Franco Armani volvió a salvar su valla tras taparle el tiro a Federico Jourdan.

Sin embargo el Millonario fue eficiente en el ataque y luego de una acción de gol de Ignacio Scocco, el portero Juan Dobboletta le cometió penal. El ex Huracán Gonzalo Martínez se hizo cargo del tiro y con el zurdazo letal puso el 1-0 a los 14 minutos.

A pesar de la ventaja el elenco de Marcelo Gallardo no se halló nunca en el campo, desprolijo en la creación y descuidado en las bandas, volviendo a sufrir ante la escuadra del Nacional B. Esta vez el generador de fútbol Jorge Molina pasó por la derecha, centró al delantero entrerriano Marcelo Estigarribia que le pegó incómodo y el poste le dijo que no.

En la segunda parte el bicampeón del torneo cambió el chip y en el comienzo liquidó el pleito. Luego de un pelotazo, el delantero Lucas Pratto aguantó la marca y el balón, asistió por el medio a Ignacio Fernández que la cruzó a los 5 minutos anotó el 2-0 parcial.

Con el elenco de Campana volcado arriba tratando el descuento, los de Núñez explotaron bien los espacios y mataron de contra. El juvenil de 19 años Exequiel Palacios tocó para el ex Vélez Pratto, que le dio de tres dedos y la pelota ingresó por arriba del arquero para el 3-0 en el cuarto de hora.

Desordenado pero con más actitud, garra y empuje, El Viola fue empujando hasta encontrar el gol del descuento en el cierre. El centro salio desde el tiro de esquina y en el segundo poste Marcos Martinich casi llevándosela por delante sentenció la derrota 3-1 en el estadio Antonio Romero de Formosa.

River pasó de ronda y su próximo adversario en octavos de final saldrá del vencedor del duelo entre el recién ascendido al Nacional B Platense o General Lamadrid del Torneo Primera C, que jugarán el domingo 8 de agosto en el Estadio de Arsenal en Sarandí.





River sigue de racha y goleó a Arsenal

El Millonario lo venció 3-0 como visitante por la 24° fecha de la Superliga. Palacios, Corvalán en contra y Quintero le dieron el sexto triunfo seguido que lo mantiene dentro de la Sudamericana y por ahora a 5 puntos de la Libertadores.

River no detiene su ritmo arrollador, esta vez utilizando un elenco alternativo que no tuvo piedad ante el ya descendido Arsenal, logrando un triunfo que lo deja a la expectativa por ingresar a la próxima Copa Libertadores, algo por el momento complicado.

Desde el arranque el partido se presentó con ambos saltando líneas e intercambiando ataque por ataque, hasta que el equipo de Marcelo Gallardo quebró al rival. El juvenil Exequiel Palacios jugó la pared con Rodrigo Mora y definió cruzado a los 20 minutos.

El local no se apagó e insistió atacando por las bandas y generó otra opción clara para anotar. El mediocampista Gabriel Alanís se escapó por izquierda y sacó el fierrazo pero el poste salvó la valla de Franco Armani.

La contundencia y la fortuna en el Millonario se hicieron presente y en la segunda llegada pegó de nuevo. Luego del córner de Juan Quintero, el defensor Claudio Corvalán quiso despejarla aunque la metió en contra de su arquero Maximiliano Velazco para el 2-0 parcial.

Los dirigidos por Sergio Rondina se desordenaron y fueron a buscarlo como si el encuentro terminará, sufriendo otro impacto. Ariel Rojas inició la contra para Quintero, este abrió para Mora que la devolvió y el colombiano sentenció el 3-0 todo en la etapa inicial.

River suma 38 puntos en la Superliga, llegando a su sexto triunfo seguido, dentro de la Sudamericana y por el momento a cinco de Huracán que ocupa el último boleto a la Libertadores. El jueves recibirá a Emelec de Ecuador por Copa Libertadores recordando que su partido por liga ante Estudiantes se pasó para el 10 de mayo.

Arsenal ya descendido permanece anteúltimo con 14 unidades, con dos derrotas consecutivas y cayendo con el Millonario en Sarandí tras seis años (perdió en el torneo Inicial 2012 por 4-0). Racing será su próximo partido de visitante el domingo.

Con eficacia River le ganó a Racing y lo frenó

El Millonario lo derrotó 2-0 como visitante por la 22° fecha de la Superliga. Borré y Palacios anotaron para los de Núñez que lograron el cuarto triunfo seguido ante la Academia que no pudo batir a la figura Armani y se aleja de la Libertadores.

River sigue con su racha ganadora tras ganar la final de la Supercopa ante Boca, aun sin exhibir un fútbol vistoso, pero pudo bajar a Racing que venía inspirado llevándose un triunfo para continuar trepando en la tabla.

De movida el equipo de Eduardo Coudet impuso condiciones siendo muy intenso y presionado bien arriba, además de gestar oportunidades de gol. El capitán Lisandro López primero no pudo llegar a definir en el segundo poste y luego Lautaro Martínez probó con el disparo que controló el arquero.

River no estuvo cómodo y atacó en cuenta gotas a través de dos acciones que inquietaron al oponente. El colombiano Juan Quintero apeló a su buena pegada que se fue apenas por arriba y luego en el córner el ex Racing Javier Pinola falló de cabeza.

A pesar de ese impasse la Academia siguió con el plan de recuperar y atacar rápidamente, con la chance más nítida. El juvenil Matías Zaracho recibió el pase de cabeza y sacó el derechazo que tapó de maneara extraordinaria Franco Armani a los 36 minutos.

Al complemento los locales bajaron un poco la presión ya que el campo mojado hizo que todo sea más complicado, aunque logró hilvanar otra posibilidad. Diego González dejó solo a Martínez que abrió el balón, definiendo posteriormente mal ante el buen achique del arquero.

La escuadra de Marcelo Gallardo mejoró radicalmente con un juego más asociado y marcando mejor, teniendo el primero en la pelota detenida. Tras el centro de córner, en lo más alto ganó de cabeza Lucas Pratto, con una excelente respuesta de Juan Musso que salvó su arco.

Los de Avellaneda no tuvieron la fluidez de la primera parte aunque en cada ataque insinuó y casi marca la apertura. Martínez en un movimiento hizo pasar de largo su marca, tocó para Zaracho que remató y nuevamente la figura de Armani le ahogó el gol.

Los cambios beneficiaron a la visita que fue más punzante de tres cuartos en adelante y pudo romper la paridad. El arquero Musso saco mal y se la regaló al juvenil Exequiel Palacios que filtró el pase para el otro recién ingresado Rafael Santos Borré, que se quitó al guardameta anotando el colombiano el 1-0 a los 31 minutos.

Sin tranquilidad en primer campeón del mundo continuó atacando sin lucidez y otra vez creó riesgo a través de un centro atrás y el disparo de González, aunque entre Armani y el defensor Jonathan Maidana le dijeron que no.

El vigente campeón de la Supercopa Argentina jugó con soltura tras la apertura y en el cierre dio el golpe en el Cilindro. El ex Huracán Martínez asistió a Palacios y el centrocampista la cruzó y el 2-0 definitorio.

River suma 32 puntos en la Superliga, con cuatro triunfos seguidos y cinco partidos sin perder por ahora dentro de la zona de la Copa Sudamericana. Rosario Central será su siguiente adversario el domingo como local.

Racing se mantiene con 36 unidades saliendo de los puestos de Libertadores, cayendo tras ocho jornadas y su segunda derrota de local (no caía con el Millonario de local desde el Torneo Final 2013 por 2-0). En la fecha que viene va a jugar contra Defensa y Justicia el sábado en Florencio Varela.

River no pasó del empate con Chacarita y no puede despegar

El Millonario igualó 1-1 como local por la 18° fecha de la Superliga. Había empezado arriba con el tanto de Scocco de penal pero Menéndez lo emparejó y los Núñez lejos de la pelea acumulan cuatro fechas sin ganar.

River no puede salir a lo que esta altura puede considerarse crisis futbolística, debido a que no tiene volumen de juego ni siquiera con las incorporaciones que no están respondiendo, sin poder ganarle a un Chacarita que pelea el descenso y quedó cada vez más lejos en la tabla.

Tras el pitido inicial el equipo de Marcelo Gallardo le costó ser peligroso a pesar de la polémica en el primer minuto por un presunto penal hacia Ignacio Scocco y recién a los 35 minutos hilvanó riesgo. El uruguayo Nicolás De La Cruz se proyectó por derecha y lanzó el centro que anticipó de cabeza Lucas Pratto, saliendo el balón apenas desviado.

El dominio fue de los locales al que igualmente le costó desequilibrar, hasta que el defensor uruguayo Hernán Petryk tumbó a su compatriota De La Cruz y el árbitro sancionó penal. Scocco le dio seco superando al arquero Pedro Fernández y el 1-0 a los 42 minutos (séptimo tanto el tercero en esa vía).

El conjunto de Sebastián Pena (ex paso por River) casi que no sintió el impacto porque enseguida encontró la paridad. El volante Nahuel Menéndez encaró y pasó entre las flojas marcas de Lucas Martínez Quarta y Javier Pinola, sacando el remate fuerte en tiempo de descuento.

A la segunda parte el entrenador del Millonario sorprendió sacando a Scocco y Pratto, recién siendo algo más inquietante en el cierre. Primero el colombiano Rafael Santos Borré falló un mano a mano tras la parada del arquero y luego Ignacio Fernández estrelló el disparo en el travesaño en lo que fue 1-1 en el Monumental.

River llega a 20 puntos en la Superliga, con cuatro encuentros sin ganar (último triunfo 2-0 a Olimpo) muy lejos de la punta (Boca 43) y a ocho unidades de la Copa Sudamericana. El próximo partido enfrentará a Patronato de Paraná como visitante el sábado.

Chacarita suma 13 unidades cortando tres caídas seguidas pero nunca ganó de visitante (no vence en este estadio desde el Metropolitano de 1976 por 3-1) permaneciendo en zona de descenso. Racing será el siguiente escollo el sábado como local.


River rescató un empate en Brasil

El equipo de Marcelo Gallardo logró llevarse un punto en su visita a Río de Janeiro, donde no tuvo un gran partido ante Flamengo. Sin embargo, Camilo Mayada logró empatarlo sobre el final para mostrar un mejoría, al menos desde lo anímico.

El mal momento de River debe terminar ahora que comenzó el certamen continental más importante a nivel de clubes. El inicio de la Copa Conmebol Libertadores es, para los de Núñez, la oportunidad de empezar nuevamente un 2018 lleno de dudas. Es por eso que el empate que se trajo de Brasil es sumamente positivo.

Aún así, el rendimiento no parece haber mejorado en absoluto. Al menos frente a un rival de primer nivel como es el Flamengo, que complicó a los argentinos, sobre todo en la segunda mitad.

De los primeros 45, poco y nada, salvo un claro penal no cobrado para los locales por mano de Zuculini. Ni River ni los cariocas hicieron lo suficiente para ponerse en ventaja. Pero en el complemento todo cambió. En la primera de riesgo, Diego fue derribado por Ponzio en el área y el árbitro ahora sí marcó la pena máxima, que aprovechó con frialdad Dourado.

Rápidamente llegó la reacción de River. De La Cruz cobró un tiro libre esquinado que cabeceó Rodrigo Mora -en claro offside- para igualar el marcador. Enseguida, los Millonarios tuvieron el 2-1 por intermedio de De La Cruz, pero el arquero reaccionó bien.

Pese a encontrarse en un mejor momento, los de Gallardo se durmieron y pagaron muy caro un error defensivo de Martínez Quarta, que dejó a Éverton cara a cara con Armani para una nueva ventaja del local, mientras que Maidana no llegó a dar un pasito adelante para dejar en un offside más evidente al delantero (su rodilla parece estar en fuera de juego).

Gallardo reaccionó y puso en el campo a Quintero, Mayada y Scocco. Enzo Pérez y Zuculini tuvieron un partido muy malo y fueron reemplazados, mientras que De La Cruz salió por el goleador de la temporada para River.

Con los cambios, los visitantes encontraron algo más de juego en la parte ofensiva y lograron presionar al Flamengo, que se retrasó y esperó agazapado. Grave error del local, que en un rebote largo sufrió las consecuencias cuando Mayada sacó un zapatazo infernal que se clavó abajo.

Fue el 2-2 final que le da a Gallardo algo de aire pensando en la paupérrima campaña del torneo local y en la final que se viene con Boca. Mañana, Emelec e Independiente Santa Fe completan la fecha 1 de este grupo D en Colombia.

River sin ideas cayó frente a Lanús que se recuperó

El Millonario perdió 1-0 como visitante por la 15° fecha de la Superliga. El uruguayo Alejandro Silva le dio el triunfo al Granate que cortó ocho partidos sin ganar sobre los de Núñez que mostraron su peor versión quedando a 19 puntos de Boca.

Las compras que desembolsó River en el mercado de pases en estos dos encuentros no dieron resultado más allá del triunfo frente a Olimpo, quedando en deuda en el juego y siendo superado con el karma de Lanús que necesitó este partido para empezar a levantar.

El conjunto de Marceo Gallardo en el arranque presionó en la salida de su adversario y de movida generó la oportunidad para marcar. Leonardo Ponzio le robó la pelota a Román Martínez y tocó al medio hacia Ignacio Scocco que no estuvo cómodo y definió llamativamente muy mal.

El Granate se afianzó tras un lapso de confusión y comenzó a tener el control del encuentro con la ayuda de los errores del rival. El defensor Gonzalo Montiel se equivocó regalando el balón a Lautaro Acosta pero el ex Boca definió por arriba.

Los yerros volvieron a presentarse en el encuentro y en esta ocasión el equipo de Ezequiel Carboni lo pudo usufructuar. Montiel cambió de frente y la regaló a Martínez que de primera habilitó a Acosta, el delantero remató dando rebote el arquero Franco Armani, para que el uruguayo Alejandro Silva marcase el 1-0 en la media hora (mismo autor del gol en el 4-2 que le dio el pase a la final en la Copa Libertadores).

El gol apagó el ánimo de los Millonarios que parecieron perplejos ante la desventaja y de nuevo sufrieron en el fondo. Martínez habilitó por arriba a Germán Denis que casi no tuvo tiempo a pegarle ya que Armani salió a rápido tapando lo que hubiese sido el segundo.

En la etapa complementaria los de Núñez continuaron sin creación a pesar de los cambios, y dieron espacios al adversario que no supo liquidarlo, solo teniendo en Rodrigo Mora algo de peligro hasta incluso pudiéndolo haber empatado en el final con la gran tapada de Esteban Andrada en lo que fue derrota 1-0 en La Fortaleza.

River se mantiene en el puesto 18° justamente con 18 puntos, sumando su quinta derrota seguida de visitante (no gana desde la tercera fecha ante San Martín de San Juan 3-1) muy lejos de las 37 unidades de Boca. En la jornada que sigue recibirá a Godoy Cruz el domingo.

Lanús llega a 18 unidades y cortó una racha de ocho encuentros sin ganar, además de vencer al Millonario por liga tras cinco partidos (última victoria en el Torneo Final 2013 por 5-1 de local). Racing será su próximo encuentro el viernes en el Cilindro de Avellaneda.

River mostró actitud y regresó a la victoria superando a Olimpo

El Millonario le ganó 2-0 como local por la 14° fecha de la Superliga. Ignacio Scocco aportó dos golazos que le dieron los tres puntos aunque siguen lejos de los puestos de copa ante los de Bahía que continúan en descenso.

River debe empezar a sumar si pretende jugar algún torneo internacional ingresando directamente en los puestos que da la Superliga, ganando ajustadamente en el resultado pero dejando una buena imagen en lo futbolístico frente a otro que deberá cambiar mucho si quiere seguir en la elite.

Al minuto de juego los conducidos por Christian Bassedas salieron con actitud e hilvanaron una buena oportunidad tras la pared y posterior zurdazo de Lucas Villarruel que exigió la respuesta del debutante Franco Armani.

De a poco el local fue imponiendo su ritmo acercándose cada vez más a un oponente retrasado, acumulando situaciones. En primer lugar Gonzalo Martínez apeló a su remate externo que tapó el arquero y luego Ignacio Scocco hizo lo propio también sin batir al uno.

En la segunda mitad el elenco de Marcelo Gallardo volvió a salir dormido y los de Bahía Blanca casi sorprenden. Luis Vila peinó para Emiliano Tellechea que no llegó a tiempo ante la salida del ex Atlético Nacional.

El Millonario continuó apretando frente a un contrincante muy refugiado, y en el balón detenido encontró la apertura. El tiro libre lo ejecutó el ex Newell´s Scocco, que metió un derechazo letal venciendo a Jorge Carranza a los 10 minutos.
Los ingresos del colombiano Juan Quintero y el delantero Lucas Pratto le dieron frescura a los de Núñez en ataque, hasta incluso teniendo la oportunidad de rematarlo el ex Vélez, que no estuvo fino.

Sin embargo el que si tuvo una noche espectacular fue Scocco que en otra acción de jerarquía sentenció el duelo en el Monumental. El delantero de 32 años tomó la pelota, gambeteó entre varios jugadores, dejó parado a Carranza y anotó un golazo para el 2-0 final (sexto gol en el torneo el 16° en el club).

River llega 18 puntos en la Superliga y sumó apenas su tercer triunfo en el Monumental tras las victorias ante Banfield y Unión, a 15 unidades del líder Boca. En la próxima fecha chocará ante Lanús el domingo a las 21:30 de visitante.

Olimpo permanece con 9 unidades llegando a tres derrotas consecutivas en zona de descenso y sin ganarle al Millonario desde el Torneo Inicial 2013 por 3-1. Racing va a ser su siguiente encuentro a las 19:15 del sábado en Bahía Blanca.