En sintonía con el pedido del Gobierno, María Eugenia Vidal se convirtió en la primera mandataria en anunciar una rebaja impositiva para los servicios en Provincia. De esta manera, la gobernadora bonaerense anunció que en promedio la reducción en la factura de luz será del 15,7%, del 6,3% en la tarifa del gas y el 6,2% en la boleta del agua.

“Decidimos aceptar el pedido del Presidente de eliminar los impuestos provinciales que recaudan fondos que no van a pagar el servicio de la factura, sino que van al gobierno provincial o municipal”, indicó Vidal en conferencia de prensa.

En ese sentido, subrayó: “Esa es nuestra ayuda para que las familias estén más aliviadas”, mientras aclaró que el beneficio se pondrá en marcha tras firmar un decreto “en las próximas horas”.

Junto al ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, aseguró: “Vamos a asumir el costo de eliminar estos impuestos, vamos a tomar decisiones que van a impactar en otros temas, pero va a servir para aliviar las facturas de la provincia de Buenos Aires”. Además, indicó: “Entendemos que es un esfuerzo que no puede hacer sólo la gente, también tenemos que sumarnos los gobiernos”.

De acuerdo al anuncio de Vidal, el beneficio impositivo se hará efectivo desde la próxima factura luego que la Legislatura provincial apruebe los cambios propuestos por La Plata. La decisión de Vidal llega luego que el propio presidente Mauricio Macri solicitara a los mandatarios provinciales eliminar impuestos en servicios públicos.

La cúpula económica del Gabinete afina el lápiz para avanzar con la quita de impuestos y “evalúa las mejores alternativas”: “Todavía no resolvimos si la rebaja será en las boletas de luz, gas y agua”, contaron. Desde esta forma, la Ciudad se alineará con el -por ahora escaso- pelotón de gobernadores que tuvieron un gesto para amortiguar el impacto de la suba de tarifas.