Buenas las fotos del llamado ‘Tetazo’ en el Obelisco. Muy bien los fotógrafos. Mis aplausos. Trending topic. Lástima que la convocatoria no fue por la búsqueda de investigaciones sobre cáncer de mama, por las cientos de mujeres que mueren diariamente en el mundo por una enfermedad que queda varada. O sobre nuevos estudios o espacios que puedan habilitarse para madres que necesiten amamantar, donde se provea infusiones o bebidas a quien requiera. Amamantar obliga a tomar líquidos, no todos lo saben. Pocos o casi ningún establecimiento provee ese beneficio absolutamente necesario para la salud de una mujer.

Pero no. Fue un “Tetazo’ por tres mujeres que en medio de un espacio público soltaron sus corpiños. Cuando Necochea tiene 60 km de playa, y habiendo tenido la posibilidad de hacerlo no frente a la mirada de los que no quieren ver, pero obligándolos a hacerlo. Esa es la cuestión, no obligar.

Cuando sabés que es un espacio regido por normas de convivencia. No ensuciar. Juntar los excrementos de animales. Preservar el lugar. Pensar en el que tenés al lado. El mismo que busca ocio como vos. No obligar a ver lo que no queremos ver. Un derecho que termina donde empieza el de otro.

Para eso, Cinthia Fernández en el bailando se desnuda entera, no la vienen a buscar los policías, nadie sale a reclamar al canal ni a cortar calles. Y eso entra como aguja hipodérmica a la mente de familias que argumentan que el arte es so pretexto de todo. Y Tinelli sigue. Y vos seguís consumiendo esa bazofia, y además fuiste a la convocatoria, pero no fuiste al canal.

Obligarnos a ver lo que no queremos ver No son las tetas, es la actitud hacia el otro. El respeto hacia el otro.Venimos atravesando épocas en donde la soga nos ajusta cada vez más el cuello. Que nuestro reclamo legítimo sea solo distenderlo. Vivir dignamente hombres, mujeres, derechos, obligaciones. Sentido. Comunidad.
Convivencia en un país donde nadie quiere morir asfixiado y donde aún no encuentro un lugar racional para ubicar los corpiños cortados ni las tetas cercenadas, prohibidas o como te guste. No es la teta, es lo que hay detrás, si lo podés ver.

Las fotos obligan a ir más allá del hecho. Obligan a repensar a dónde verdaderamente queremos llegar.
Buen miércoles!