Anoche salió el último episodio del quinto año de la serie de Fox, que tuvo como agregado que salió solo con una hora de diferencia con respecto a su estreno en Estados Unidos. Tal promoción no llegó a compensar que el capítulo no estuviera a la altura de los anteriores finales de temporada.

“Conquer”, que fue dirigido por Greg Nicotero, quien también es productor y se encarga del maquillaje, duró una hora sin cortes (lo vendían de noventa minutos de duración) y solo sirvió para dejar muchos cabos sueltos de cara a la sexta temporada que ya está confirmada.

Lo que se vio ayer solo sirvió para dos cosas: revelar quiénes eran los que marcaban los zombies con una W en la frente (dos forasteros que casi matan a Daryl y Aaron, y que serán los primeros enemigos en los próximos capítulos) y para que Morgan se reencuentre con Rick luego de que solo se vieran en el comienzo de toda la serie y una vez más mientras vagaban.

Pero quedó muy por debajo no solo del último season finale, sino también de los pasados dos mid-season finale que cambiaron el panorama por completo. Esta vez el grupo de sobrevivientes sigue en el mismo refugio, y hasta los capítulos anteriores habían cambiado más el panorama.

La sexta temporada seguramente volverá en octubre, al igual que vienen haciendo desde 2011, y salvo algo muy raro tendrá dos tandas de ocho episodios. Además en unos meses saldrá el spin-off que mostrará los inicios del apocalipsis en otra ciudad, titulado “Fear the walking dead”, y el cual ya tiene un segunda temporada asegurada.