El austriaco superó al español Pablo Carreño Busta por 7-5 y 6-4 en el ATP 500 sobre polvo de ladrillo brasileño. Alcanzó el primer título de la temporada y sumó el octavo de su carrera a los 23 años.

La renovación del tenis es evidente en algunos jugadores que se instalaron a base de triunfos llegando al top ten, como la del joven austriaco que conquistó un torneo importante en cancha lenta con solidez sin ceder un juego en toda la semana.

Al primer set Dominic Thiem, octavo del ranking y segundo favorito, no pudo doblegar al español Pablo Carreño Busta (24° y cuarto preclasificado) en un juego parejo, aunque estando 6-5 arriba pudo quebrar en su segunda chance para ganar ajustadamente 7-5.

El austriaco de 23 años mejoró con su potente saque (7 aces) y un golpe de drive cada vez fue más potente, robándole el saque al español en el séptimo game poniéndose 4-2 y conservando la ventaja ganado 6-4 tras una hora y minutos 35 de partido.

Thiem alcanzó su primer título del año sumando ocho en su carrera de los cuales seis son sobre cancha lentas y con un récord de 8-3 en finales, en el ATP 500 de Río de Janeiro que repartió 1.063.904.