Dos policías resultaron heridos el jueves en el marco de un ataque a hachazos perpetrado por un hombre en Manhattan, Estados Unidos.

El incidente se registró entre la calle 32 y las avenidas 6 y 7, de “la Gran Manzana”. Las primeras informaciones aseguran que el agresor fue baleado tras el atentado y se encuentra en grave estado.

El ataque habría sido motivado tras el escandaloso crimen de un menor de parte de la Policía en Ohio.

La víctima fue un adolescente de 13 años que portaba un arma de aire comprimido en Columbus.

El departamento de Policía señaló que investiga la muerte ocurrida anoche de Tyree King, en lo que constituye el último de una serie de 13 incidentes en los que se han visto envueltos agentes policiales, en cinco de los cuales murieron los sospechosos y en otro un oficial de policía.

Esos incidentes han encendido protestas y un debate nacional sobre la estrategia policial en las ciudades estadounidenses.

“Los oficiales portan un arma que es prácticamente idéntica a ésta”, dijo la jefa de policía Kim Jacobs en conferencia de prensa el jueves, mostrando una foto del arma.

“Resultó no ser un arma de fuego (…) que dispare balas reales, pero como pueden ver, parece un arma de fuego que puede matar a uno”, argumentó.

La muerte de King fue producto de las múltiples heridas que sufrió luego del enfrentamiento en un callejón, había informado la policía en un comunicado.