Encontrar los trajes de baño adecuados lleva su tiempo; horas y horas de pruebas frente al espejo del probador tiene su premio y cuando encontramos el indicado, no queremos cambiarlo a la temporada siguiente. Pero, la moda cambia y las tendencias se renuevan.

Este verano 2017, las mallas enterizas vuelven con todo. Eso sí, los escotes son bastante arriesgados, pero siempre favorecedores si se llevan con estilo. Esta prenda tan clásica se convirtió en algo más juvenil.

Para los trajes de baño de dos piezas, se impone el estilo vintage. Bikinis con bombachas altas y tops con bastante tela, al mejor estilo crop tops. ¿La desventaja? No resultan cómodos a la hora de tomar sol y las marcas pueden no ser bienvenidas. Si te parece que no te vas a acostumbrar, el clásico corpiño triangulito sigue vigente.

Colores. Los tonos elegidos para esta temporada son los neutros (gris y azul marino), pasteles (azul cielo y rosa cuarzo) y los vibrantes fucsia, naranja y rojo. Una de las opciones para este verano son las rayas (franjas anchas vienen con todo), pero también se verán mucho los juegos de figuras geométricas: rayas en zig zag, triángulos y círculos.

Pero, además de las rayas, el estampado es otro de los puntos fuertes. Y, si es tropical, mucho mejor. En este punto hay que tener presente que el estampado debe ser cuidado; de lo contrario, dejará de ser bonito.

Entre los más destacados aparecen las plantas que combinan frutas y colores muy vibrantes. También encontrarás flores, hojas y gran variedad de animales.

Lo destacado. El top deportivo, escotes profundos en enterizas ultracavadas, volados, flecos y cordones cruzados.

Cuánto cuesta

Bikini. Desde $500

Enteriza. Desde $990

Corpiño torzado. Desde $280

Bombacha. Desde $150