En la lucha contra los trapitos, hay un borrador propone un aumento de penas y, que si existe una organización previa, se eleve al doble para el organizador. Hoy en día, la sanción a un cuidacoches no habilitado va de uno a dos días de trabajo de utilidad pública o una multa de 200 a 400 pesos. El nuevo texto prevé que si el “trapito” se encuentra a menos de 1000 metros de un evento masivo, ya sea un recital o un partido de fútbol, la multa será de entre 2000 y 5000 pesos. Esa pena regiría desde cuatro horas antes hasta una después de finalizado el espectáculo.

Con respecto a la lucha contra las “mafias”, el Gobierno pidió que quienes formen partes de las bandas tendrán una multa mayor, de entre 10 mil a 60 mil pesos, o de entre 15 y 45 días de prisión. Asimismo, el documento al que accedió el diario La Nación señala que en el caso de que en esa organización llegasen a estar involucrados menores de edad, aumentarían las multas, que irían de 20 mil hasta 80 mil pesos o serían de entre 30 a 60 días de prisión.

El proyecto del nuevo código, fue elaborado por los equipos del ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, el subsecretario de Justicia, Jorge Enríquez, el Fiscal General de la Ciudad, Luis Cevasco, y el presidente de la Comisión de Justicia en la Legislatura porteña, Daniel Presti, y será presentado en los próximos días en esa comisión para su debate. Según se estipula, podrá extenderse durante un plazo máximo de seis meses.