El conjunto dirigido por Luis Enrique tuvo un nuevo traspié en el certamen Español. Fue derrotado 2 a 1 por el Deportivo La Coruña.

Con aquella remontada historia y memorable frente al PSG por la Champions League, el Barça llegaba entonado al choque de este domingo por la liga BBVA. Pero se encontró, nuevamente, con mucha falta de juego, y pocas luces de sus jugadores, incluido Lionel Messi. Además, las ausencias de Neymar y Rafinha, por respectivas molestias.

El partido le resultó desfavorable. A los 40 minutos del primer tiempo, un error de Mascherano, y colaboración de Ter Stegen, que aprovechó muy bien Joselu, para irse al descanso, con la victoria parcial del local.

Apenas iniciado el complemento, Luis Suárez igualó el marcador, y todo indicaba que se venía otro partido. Pero el equipo culé no estaba en una de sus mejores tardes. Tras un tiro de esquina, el portero Alemán, esta vez, si respondió, y sacó un cabezazo que estaba destinado a colarse en el ángulo. De esa jugada, derivó el corner que llegó, en este caso, desde el otro sector. Una vez mas, la defensa blaugrana tuvo inconvenientes. Jordi Alba, ni siquiera saltó y, quien si lo hizo, fue Bergantiños, para colocar la pelota al lado del palo, imposible para el guardameta de nacionalidad Germana.

El conjunto Catalán fue en busca de la igualdad, pero nunca con demasiada claridad. Sobre el cierre del encuentro, una contra encontró al “Depor” con dos (2) jugadores, mano a mano con Ter Stegen. Al igual que el miércoles, frente a Cavani, el arquero resolvió bien, y dejó en pie a su equipo. La ultima chance, parecía inmejorable para la zurda de Messi, con un tiro libre a pedir del 10, pero la pulga tampoco estaba en su mejor versión, y la pelota pasó por encima del travesaño.

El Barcelona venía con el ánimo por las nubes, pero volvió a tropezar a nivel local y no pudo alejarse del Sevilla, que había empatado frente al Leganés.

Otra vez, algunos nubarrones aparecen sobrevolando por encima  del Barcelona y su entrenador.

Federico Campos