La obra expone combates familiares y personales, padres dominantes, hijos conflictivos y una aguda reflexión de pertenecía en la actual comunidad social.

Esta comedia dramática de la escritora inglesa, Nina Raine, llega al teatro porteño, con la dirección del consagrado director y dramaturgo Claudio Tolcachir. En una adaptación de Fernando Masllorens y Federico González del Pino, quienes logran una versión mas afín al espectador argentino. El resultado inspira al debate luego de verla, entre el público yace en realidad la opción de la interpretación con sensaciones encontradas. Si se está frente a una obra cómica, dramática o superficial con personajes costumbristas en situaciones divertidas para alivianar la crudeza familiar y social que expone la pieza.

Un elenco extraordinario dirigido de manera natural y enriquecedora por Claudio Tolcachir. Con actuaciones destacadas de Gerardo Otero, quien compone de manera impecable a un muchacho sordo de nacimiento en una familia peculiar en su estructura y manera de tratarlo.  Lautaro Delgado, es el hermano problemático y fracasado en una labor cautivante y equilibrada entre lo emocional e histriónico. La escenografía muy bien diseñada representa un living familiar sumada a una iluminación acertada aportan un espacio dinámico y realista en donde las emociones explotan.

Partiendo de un tema de discapacidad, la pieza expone numerosas disputas más profundas. Con un inicio donde reina el humor negro y un texto desopilante, la crisis estalla, la trama muta hacia  lo dramático y finaliza con un encuentro emocional dentro de la falta de comunicación y la complejidad familiar expuesta.

Autora: Nina Raine.

Dirección de Claudio Tolcachir.

Elenco: Patricio Contreras, Gerardo Otero, Maruja Bustamante, Viki Almeida, Lautaro Delgado y Miriam Odorico.

Diseño de escenografía: Gonzalo Córdoba Estévez.

Diseño de iluminación: Ricardo Sica.

Diseño de vestuario: Ana Markarian.

Paseo La Plaza, Sala Pablo Picasso, CABA.