El incremento del turismo de compras refleja problemas de competitividad de la Argentina ya que en 2016 hubo más de once millones de cruces en el puente que une la ciudad misionera de Posadas con Encarnación en el Paraguay.

Así lo destacó el economista Gerardo Alonso Schwarz, quien además señaló: “Desde hace un año los medios reflejan el incremento de los viajes al exterior, tanto por turismo en general como por turismo de compras en particular”.

En un informe que fue publicado en la revista Novedades Económicas de la Fundación Mediterránea, el especialista expresó: “Esto que se observa en todos los pasos fronterizos tal vez tenga su máxima expresión en la provincia de Misiones, ya que durante 2016 hubo más de once millones de cruces en el puente que une Posadas con Encarnación (Paraguay) y una cifra levemente inferior para el puente entre Puerto Iguazú y Foz do Iguazú (Brasil)”. “Así, el Aeropuerto de Ezeiza ha quedado en el tercer puesto de importancia como paso migratorio”, sostuvo Schwarz del instituto Ieral de la Fundación Mediterránea, tras lo cual dijo que “el principal motivo de estos cruces es el turismo de compras, el cual se extiende a los más impensados rubros”.

El consumo y la actividad económica en las fronteras están condicionados también por la dinámica económica, por los tipos de cambio existentes y los costos internos de cada país, “entre ellos la presión tributaria, el costo de transporte/logístico y el costo salarial”, manifestó.

Explicó que “en el caso del costo salarial, el problema no pasa por el salario promedio percibido por los trabajadores en los países vecinos sino principalmente porque las cargas laborales que deben enfrentar los empresarios en nuestro país son 60% superiores al promedio vigente en Latinoamérica”.

En este punto, por lo tanto, “la única línea de acción disponible que no generaría pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores argentinos es la disminución de las cargas laborales”.

En lo que se refiere a la presión fiscal, al realizar la comparación de las alícuotas de sólo algunos tributos, sale a la luz como se explican los precios finales tan distintos en las ciudades fronterizas.

“De esta manera, por ejemplo el IVA que en nuestro país asciende al 21%, en Paraguay sólo alcanza el 10% y en Brasil el impuesto equivalente, el ICMS, varía entre el 7% y 19% según el producto. Otro caso es el del impuesto a las ganancias, que en la Argentina es del 35%, mientras que el paraguayo asciende al 10% y en Brasil según la actividad varía entre el 15% y el 25%”, afirmó.

Algo similar ocurre con Chile, donde los argentinos cada vez viajan más seguido para realizar compras, debido a que hay precios hasta un 60% más baratos que en nuestro país.

Desde el Servicio Nacional de Turismo chileno calculan un promedio de 10 mil turistas argentinos cruzando la cordillera, por lo que en total este año se rompería un nuevo récord, con 3,7 millones comprando en el país trasandino. Otra cifra que se espera superar es la de dólares gastados, que en 2016 llegó a 836 millones, sin contar las compras en efectivo.

Compartir
Artículo anteriorConjuntivitis en el verano
Artículo siguienteUna azafata identificó a una víctima de la trata
Fondo Mancomunado

Es una cooperativa otorga financiación a aquellos denominados “excluidos del sistema”, brindándole la oportunidad de restablecerse. Por otro lado, creamos un sistema para todos aquellos que deseen de una manera sencilla y de escasa inversión aumentar su patrimonio e ingresar a Fondo Mancomunado en distintas categorías, las cuales se dividen según el monto de inversión. Usted se beneficiara aportando a la cooperativa uno o más nuevos inversores, los cuales ingresaran en su misma categoría o una superior. Esto le permitirá percibir el 60% del monto que abone el miembro aportado.
http://www.fondomancomunado.com.ar