La Ciudad de Buenos Aires toma medidas de precaución destinadas al ahorro de energía. Una de ella fue el recambio de luminarias LED, que forma parte del Plan de Reconversión del Alumbrado Público que viene llevando adelante el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a través de la Dirección General de Alumbrado.

De esta manera se genera un ahorro de energía superior al 50% en comparación con las tecnologías convencionales. Con estas acciones, el ahorro total de energía del sistema puede llegar hasta el 80%, lo que representa un menor consumo, además de un mayor poder lumínico.

Consejos de bolsillo

Apagar la luz cuando no sea necesario su uso, o cuando la luz exterior sea suficiente.

Poner el aire acondicionado a 24°C, no menos. Nunca dejarlo encendido si no hay nadie utilizándolo. Así se evita acortar la vida útil del equipo, además del consumo innecesario de energía.

Desconectar los equipos que no se esté usando como PC, juegos y cargadores de celulares. Los aparatos en modo stand-by consumen el equivalente a dos lámparas LED, y es energía que se desperdicia.

Evitar lavar la ropa o planchar en los horarios de mayor demanda de energía; hacerlo después de las 9 de la noche o temprano a la mañana. Al disipar el consumo de energía en distintas franjas horarias se descongestionan las redes eléctricas y se evitan cortes de luz.

Están a disposición de los vecinos las dos líneas telefónicas gratuitas para que puedan comunicarse las 24 horas del día. Para emergencias pueden llamar al 103, y al SAME al número 107.