La escasez de azúcar ha obligado a Coca-Cola a detener la producción de refrescos en Venezuela, en un panorama de ausencia general de productos básicos y de racionamiento de electricidad.

La empresa anunció este lunes que sus proveedores en Venezuela “cesarán temporalmente las operaciones debido a la falta de materias primas”.

Polar, la mayor cervecera de Venezuela, detiene su producción por falta de cebada

El aviso se produce luego de que la cervecería más importante del país, Empresas Polar, cerrara sus plantas de producción por la escasez de cebada.

La economía de Venezuela se ha contraído drásticamente tras la baja en los precios del petróleo.

Una vocera de Coca-Cola dijo que la compañía continuará produciendo las bebidas sin azúcar como Coca-Cola Light.

“Estamos participando con los proveedores, las autoridades gubernamentales y nuestros socios para tomar las acciones necesarias para una rápida solución”, señaló.

La producción de caña de azúcar ha decaído debido a los controles de precios y el aumento en los costos de producción, así como por inconvenientes en la obtención de fertilizantes.

Como consecuencia, muchos pequeños agricultores han recurrido a otros cultivos que no son regulados por el precio y por lo tanto generan mayores ingresos.

El comunicado de la empresa

El Sistema Coca-Cola de Venezuela informa que se han agotado los inventarios de azúcar refinada de uso industrial existentes en nuestras plantas, tal y como se pudo constatar durante un recorrido realizado por representantes de los trabajadores y la empresa.

La falta de azúcar implica la interrupción temporal de las líneas de bebidas que se elaboran con esta materia prima, por lo que se mantienen operando las líneas de productos sin azúcar, tales como agua y Coca-Cola Light.

Así mismo, hemos sido informados por los centrales azucareros que en el corto plazo se contempla larecuperación de los inventarios de azúcar del país.

Mientras esto ocurre, con el ánimo de preservar las fuentes de empleo, el Sistema Coca-Cola ha ofrecido a sus trabajadores una “compensación solidaria”, superior a los términos de ley, con lo cual reitera el compromiso que la compañía mantiene a largo plazo con Venezuela.

Seguimos avanzando conjuntamente con proveedores y autoridades competentes en la búsqueda de alternativas para solventar esta coyuntura. Agradecemos la confianza de nuestros clientes y consumidores.