El dominicano venció al italiano Paolo Lorenzi 6-7(2), 7-5 y 7-6(6) en el ATP 250 sobre polvo de ladrillo en Ecuador. Retuvo el título por tercera vez consecutiva y sumó el tercer certamen en su carrera a los 36 años.

Dos batalladores se enfrentaban en una final que estuvo acorde a dos tenistas con hambre de gloria en los últimos años de sus carreras y en otra actuación épica del dominicano que se sacó de encima a tres favoritos, incluso al croata Ivo Karlović, volvió a gritar campeón en tierras donde jamás podrá olvidar.

Víctor Estrella Burgos, 156° del ranking, en el comienzo desplegó un juego solido desde el fondo al igual que Paolo Lorenzi (46° y tercer favorito) y no pudieron quebrarse, llevando la definición en tie-break donde el italiano lo ganó claramente 7-2.

En el segundo set el europeo tomó la delantera quebrando en el primer juego pero no mantuvo la ventaja y su rival emparejó para ponerse 4 iguales y contrarrestó los saques del italiano (17 aces) robando el servicio en el undécimo game e igualar 7-5.

Al parcial definitorio el centroamericano creció gracias a sus puntos ganados desde el segundo servicio (71%) y quebró adelantándose 4-2 aunque al siguiente game su oponente se recuperó. El duelo puso suspenso y se definió en tie-break y el dominicano tuvo templanza levantando un match point y se impuso 8-6 tras dos horas y 37 minutos de partido en el Club Jacarandá.

Estrella Burgos de 36 años logró retener por tercera vez el título en Quito sumando justamente su tercer trofeo (todos en Ecuador) con récord de 3-0 en finales ante el jugador de Copa Davis que no pudo conquistar su segundo certamen, en el torneo 250 de Quito sobre arcilla que repartió 540.310 dólares en premios.