A fines de los 80 Jorge Castillo comenzó a vender zapatos en dos puestos del Mercado Central, los miércoles, sábados y domingos. Años más tarde alquiló un espacio en La Salada y, desde ese momento, su imperio no dejó de crecer.

Fue así que llegó a titular y accionista de la feria Punta Mogote que factura en promedio 200 millones de pesos por día, en Lomas de Zamora, tierras de Martín Insaurralde.

¿Cómo construyó semejante imperio?

En el predio, anclado a orillas de Riachuelo, pasan miles y miles de personas cada semana buscando ropa, artículos electrónicos y hasta comestibles a precios muy económicos.

La feria acumula varias denuncias de distintas cámaras de comercio y en su momento fue caratulada por la Unión Europea como “emblema mundial del comercio ilegal y la feria de mercadería falsificada más grande del planeta”.

Castillo, enérgico y movedizo, adquirió el predio de La Salada a fines de 1999, en sociedad con los empresarios bolivianos Corrillo Torrez. El contrato inicial revelaba que “los compradores se obligan a transferir las acciones que adquieren a las personas que exploten los puestos en el Complejo Punta Mogote. A los que tuvieran un puesto de 4 por 2 metros se le transferirán 40 acciones y a los que tuvieran puestos de 2 metros por 2 metros se le transferirán 20 acciones”.

Luego se le sumaron los empresarios Jorge Preguerman y Aldo Presa.

De ahí en más, el inquieto Castillo no se quedó atrás a la hora de su expansión y tejió lazos con diversos empresarios. Se instaló en Mendoza, asociándose con el abogado y empresario Luis Souto, con quien administra La Salada de Cuyo.

En los registros societarios de aquella provincia, ambos figuran como titulares de Juegos del Este SA, creada a fines de 2013 y radicada en la ruta nacional 7, donde Castillo y Souto administran un predio de casi 60 hectáreas, en el que además de la feria hay viñedos.

No es la única sociedad que ambos tienen en común. También son socios en C Cuatro Publicidad, creada para dedicarse a la actividad publicitaria y editorial. Además figuran como socios de Cocalo SA, una gran empresa creada en 2004, dedicada a la actividad agrícola-ganadera, radicada ahora en Santiago del Estero y abocada a la producción de biocombustibles. Allí Castillo y Souto figuran nuevamente junto al empresario boliviano Antonio Corrillo Torrez.

Souto, gerente de Cocalo SA y socio de Castillo, formó parte de la comitiva con la que la presidente Cristina Kirchner viajó a la India en una misión comercial, en 2009.

Castillo también tuvo ese privilegio, al ser parte de la comitiva que en 2012 viajó a Angola, desde donde, a su regreso, confirmó una inversión en la capital de ese país, Luanda, para abrir una feria de 10 hectáreas.

Castillo y Souto no se limitan a inversiones argentinas, ya que figuran como titulares y beneficiarios de una sociedad radicada en Panamá, uno de los grandes paraísos fiscales a nivel mundial.

Allí invirtieron en la compañía Manley Services Asset Corp, creada en julio de 2011 por el mismo bufete implicado en la causa de la ruta del dinero de Lázaro Báez: Mossack & Fonseca. Un dato por demás curioso, es que algunos nombres y suscriptores iniciales que figuran en el acta original de esta compañía, se repiten en varias de las 148 sociedades de Nevada (USA) denunciadas por José María Campagnoli en base a los dichos de Federico Elaskar y Leonardo Fariña.

Natalia Luengo, pareja de Castillo, es también su socia estratégica. Figura en varias sociedades, tal es el caso de Parque Industrial Marcos Paz SA, que forma parte del proyecto del Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales, el cual fue beneficiado con leyes de Promoción Industrial bonaerenses.

Castillo y Luengo también son socios en CH4 SA (empresa dedicada al transporte de cargas y fletes), en Haras Don Manuel SA (dedicada a la cría de caballos), Créditos La Salada SA (operaciones de inversión y financieras) y Mercado La Salada SA (venta de productos por Internet).

Reparten su tiempo entre los negocios, los campos y la imponente casona recientemente inaugurada en cercanías a Luján y Open Door.

Luengo también figura como titular de una compañía en Estados Unidos, en el estado de Florida. Allí dirige Milatian Inc, sociedad registrada en enero de 2014, junto a Christian Zylberman.

Castillo suele ir de vacaciones a Miami con su familia. Quizás esta reciente compañía fue creada para incursionar con una sede de La Salada en Miami, algo que Castillo ya había confirmado en 2011 pero que viene demorado. Invirtió en 2012 en un terreno ubicado en 25 St. y Palmetto Av. en donde desembolsará cerca de 8 millones de dólares.

Finalmente, el titular de la feria Punta Mogote figura también en los registros societarios de Paseo de Compras Alex SA, Paseo de Compras Vir SA y, ya en el rubro agrícola-ganadero, en Pinar Soñado SA (antes Pinar Avícola SA) y en Arrendamiento Agropecuario SA, en esta última nuevamente junto al empresario boliviano Corrillo Torrez.