A lo lejos se ve cómo, con paso lento y cansado, un oso polar al que se le marcan los huesos avanza con dificultad. Cuando ha dado tan solo unos pasos, una de sus patas traseras le falla y cae casi completamente al suelo. A duras penas consigue levantarse y, moribundo, sigue su búsqueda de algo de comida.

El video fue grabado por un fotógrafo colaborador de National Geographic en Canadá y la dureza de las imágenes provocó que ni él ni sus compañeros pudieran aguantar las lágrimas. Así lo cuenta la revista en su página web, donde explica que el video fue tomado a finales del verano en la isla Baffin, en el norte de Canadá y situada a la altura de Groenlandia.

“Nos quedamos ahí llorando, grabando, con las lágrimas cayendo por nuestras mejillas”, explicó Paul Nicklen, un fotógrafo que conoce de cerca la vida de estos mamíferos: antes de dedicarse a la fotografía era biólogo y fundó la organización ecologista Sea Legacy. Pese a que en su carrera ha visto más de 3,000 osos en estado salvaje, hasta ahora nunca había presenciado una escena tan dramática como esta, según cuenta la publicación.

Nicklen, de 49 años, y sus compañeros grabaron al oso a una distancia de unos 400 pies (1.3 km). El video muestra cómo el animal, que se supone se encuentra en sus últimas horas de vida, acaba encontrando una papelera y busca de manera desesperada comer cualquier desperdicio, aunque con poca suerte.

Su testimonio, que fue difundido por National Geographic, ha conseguido 120,000 retuits en pocas horas.

Pese a la crudeza de la escena, Nicklen no actuó para salvar la vida del oso, algo que le han reprochado en las redes sociales. “Claro que se me pasó por la mente”, se defendió en la revista, pero ofrecerle algún tipo de ayuda solo hubiera servido para prolongar su agonía, subrayó. Además, dar comida a los osos polares en liberdad es ilegal en Canadá.

Pero Nicklen tenía también otro motivo poderoso: no quería que su martirio y muerte fueran en vano. “Cuando los científicos dicen que los osos se van a extinguir, quiero que la gente entienda qué significa eso. Los osos van a morir de hambre y así es cómo está pasando”, dijo.